Marina, Sedena y SRE tendrán más recursos

En las comisiones Reguladora de Energía y de Hidrocarburos habrá recortes, pero podrán aumentar sus ingresos por cobro de servicios.
En el Presupuesto se plantean programas para el reforzamiento y modernización de unidades militares.
En el Presupuesto se plantean programas para el reforzamiento y modernización de unidades militares. (Octavio Hoyos)

México

La Secretaría de Marina (Semar) es la dependencia con el aumento más grande en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) para 2018, con 31 mil 305 millones de pesos, 18.8 por ciento más que en 2017, cuando le fueron otorgados 26 mil 33 millones de pesos, de acuerdo con la información publicada por la Secretaría de Hacienda.

La estructura programática de la Semar prevé la creación de dos nuevos programas presupuestarios: uno es el de Administración y Operación de Capitanías de Puerto y Asuntos Marítimos, que tendrá como compromiso manejar los 103 puntos transferidos en junio de 2017 por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

El otro es el de Previsión para el Fortalecimiento de Infraestructura Naval Militar, cuyo fin es reforzar la construcción naval y la modernización de unidades operativas y establecimientos marítimos.

La segunda secretaría que tendrá más recursos es la de la Defensa Nacional, para la cual se establecen 81 mil 21 millones de pesos, 16.7 por ciento más de lo que se aprobó para esta dependencia en 2017.

Se contempla que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) tenga un presupuesto 10 por ciento mayor, con 8 mil 603 millones de pesos en 2018, si se compara con lo aprobado este año.

La SRE tiene, entre otros programas, el Sectorial de Relaciones Exteriores 2013-2018 y el Especial de Cooperación Internacional para el Desarrollo 2014-2018, que tienen como fin impulsar relaciones bilaterales que contribuyan a ampliar la presencia de México en el mundo y participar activamente en los foros multilaterales.

En tanto, la Secretaría de Gobernación tuvo un aumento de 8.63 por ciento, para sumar un monto de 63 mil 207 millones de pesos.

Estos, 33 mil 344 millones corresponderán a servicios personales, mil 733 millones en materiales y suministros, 22 mil 596 millones en servicios generales y 5 mil 532 millones en otros gastos corrientes.

La Procuraduría General de la República tuvo un aumento de 2.18 por ciento, para un total de 16 mil 243 millones de pesos.

De los cuales, 15 mil 275 millones se destinarán a la investigación del delito federal, lo que a su vez se dividió en 9 mil 564 millones para investigar y perseguir estos delitos, 3 mil 62 para la Policía Federal y mil 39 millones en la Coordinación General de Servicios Periciales.

En cuanto a la investigación y persecución de delitos relativos a la delincuencia organizada, se asignaron 2 mil 2 millones de pesos, y a la promoción del desarrollo humano y planeación institucional, 2 mil 26 millones.

La Secretaría del Trabajo y la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal también recibirán un aumento de 8.5 por ciento y 8.1 por ciento, respectivamente, al lograr 3 mil 836 millones 978 mil 861 pesos y 131 millones 201 mil 969 pesos, respectivamente.

De igual forma, la Secretaría de Desarrollo Social tendrá un ligero incremento en su presupuesto de 1.2 por ciento, al pasar de 105 mil 339 millones 637 mil 578 pesos, a 106 mil 645 millones 504 mil 28 pesos.

Para las entidades no sectorizadas, como la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, el Instituto Nacional de las Mujeres, la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, la Agencia de Noticias del Estado Mexicano y el Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, se prevé la entrega de 9 mil 111 millones de pesos, 3.6 por ciento más que este año.

Los órganos reguladores del Estado en materia energética son a los que más se les ajustó a la baja los recursos; para la Comisión Reguladora de Energía es 17.6 por ciento y para la Comisión Nacional de Hidrocarburos, 17.2 por ciento.

Se contempla para la CRE un presupuesto de 280 mil millones de pesos y para la CNH, de 240 mil millones de pesos, una reducción de 76.3 mil millones de pesos y 63.9 mil millones de pesos, respectivamente.

Aunque ambos órganos reguladores pueden obtener ingresos adicionales de los aprovechamientos que cobran por la prestación de sus servicios.

Existe la posibilidad que la Cámara de Diputados aumente el monto del presupuesto, como en 2017.