El mapa bursátil deja fuera a 18 estados: BMV

El director general de la Bolsa recomienda a las pequeñas y medianas empresas seguir los lineamientos de institucionalización para poder sobrevivir en los negocios.

México

Dieciocho estados no tienen una sola empresa que haya emitido deuda o capital en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), lo que muestra el potencial del mercado para ser una fuente de financiamiento del sector privado, informó el organismo.

Llama la atención el caso de Veracruz, que participa con 5.15 del producto interno bruto (PIB) pero que no tiene ninguna empresa de ese estado en el mercado bursátil, dijo José Oriol Bosch Par, director general de la BMV.

Destacó que de 32 entidades, solo 14 reportan que alguna empresa privada nacional esté en la bolsa por medio de deuda o capital. De acuerdo con un documento que presentó el directivo, en cuatro entidades federativas están 212 emisoras, de un total de 231 registradas; la mayor concentración la tiene el Distrito Federal, con 68.40 por ciento, que también posee el PIB más alto del país, con 17.09 por ciento.

Sigue el Estado de México, con un PIB de 9.09 por ciento y 2.16 por ciento de las empresas en la BMV; Nuevo León, con PIB de 7.35 por ciento y 16.02 por ciento de las compañías; Jalisco, con PIB de 6.26 por ciento y 5.19 por ciento de firmas con emisión de deuda o colocación de capital.

En cuanto a las empresas familiares, Bosch dijo que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), aunque generan más de 90 por ciento del PIB nacional, apenas 30 por ciento sobrevive a la transición de la primera a la segunda generación; de ese porcentaje solo cuatro de cada 10 logran transitar hacia la tercera generación.

“De cada cien empresas que se establecieron hace tres generaciones, hoy solo sobrevive una”, añadió.

Destacó que los principales problemas de las pequeñas y medianas empresas es la gestión administrativa y de gasto, así como la implantación de modelos de negocio, desarrollo organizacional, infraestructura tecnológica y la indefinición de una estrategia a corto, mediano y largo plazos.

Todo lo anterior subraya la importancia de la institucionalización. “El reto de las empresas por sobrevivir está en convertirse en instituciones eficientes, innovadoras y que brinden valor”, afirmó.

Y para ello, la mejor ruta es ser una emisora en la BMV, donde se requieren prácticas como el gobierno corporativo que van encaminadas a ese objetivo.

Refirió que en 2001 la Ley del Mercado de Valores incorporó principios de gobierno corporativo para empresas listadas, como el reconocimiento de mejores derechos a favor de los accionistas minoritarios (con 10 por ciento del capital social), que el consejo de administración esté integrado por un mínimo de cinco y un máximo de 20 integrantes propietarios, de los cuales cuando menos 25 por ciento sean independiente y que se reúna por lo menos una vez cada tres meses.

También tener un comité de auditoría con consejeros, de los cuales el presidente y la mayoría de ellos deben ser independientes, límites para la emisión de acciones sin voto o de voto limitado o restringido (25 por ciento del capital social de la emisora), presentar un informe del grado de adhesión al Código de mejores prácticas corporativas para empresas que emiten acciones o bonos de largo plazo.

El reglamento interior de la BMV establece que las emisoras deberán presentar en Emisnet, a más tardar el 30 de junio de cada año, un informe relativo a su grado de adhesión al código.

Recordó que a iniciativa del Consejo Coordinador Empresarial se constituyó el Comité de Mejores Prácticas Corporativas, el cual emitió en 1999 el código al que se sujetan las emisoras para un mejor gobierno corporativo de las sociedades en México, cuyo apego es de 80 por ciento en promedio.

Para ingresar al mercado de valores, comentó que el Grupo BMV, a través del área de promoción de emisoras, acompaña a las empresas en mesas de negociación con participantes como casas de bolsa, de acuerdo con el perfil, tamaño y segmento de la empresa; los contactamos a calificadoras del mercado y los canalizamos con firmas expertas en gobierno corporativo, concluyó.  




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]