Carece de planes de salud preventiva, 95% de empresas

La falta de apoyo en el transporte, así como  de incentivos, como parte de los beneficios complementarios, impacta en fallas en el cumplimiento de metas y en generar ámbitos laborales sanos.
Sector manufacturero.
Archivo. (Archivo)

Ciudad de México

En México, solo 5 por ciento de las empresas lleva a cabo programas integrales de prevención de la salud entre los empleados que permitan, por ejemplo, un adecuado control de estrés y de las emociones, que promuevan actividades de ejercicio y alimentación adecuada, así mismo acciones para contar con personal sano y comprometido con su labor, dijo Nilda Cabra, directora del área técnica de Beneficios para Empleados en la consultora Aon.

En la presentación de la Encuesta Salud 2017, realizada por Aon, proveedor en gestión de riesgos y correduría de seguros en 120 países, Cabra detalló que evaluaron 500 empresas que cumplen con todos los requisitos establecidos en la ley laboral, pero que carecen de actividades esenciales de salud que mejoren la calidad de vida de los empleados.

“De acuerdo con los resultados, 48 por ciento de las empresas encuestadas realizan por lo menos dos acciones enfocadas en salud, mientras que 5 por ciento realizan programas que contienen cuatro actividades de salud integral al año”, detalló.

El beneficio de promover programas de salud es que 31 por ciento reportó mejoras en el ámbito laboral; 25 por ciento tuvo una disminución en la rotación de turnos o puestos y una reducción de 14 por ciento en el ausentismo que genera pérdidas por falta de productividad.

“Observamos cómo las empresas han pasado de realizar solo una plática de un tema de salud a llevar a cabo circuitos de prevención, ferias de salud, torneos deportivos, carreras, talleres de control de estrés y manejo de las emociones; sin embargo, el punto medular que aún falta es medir el impacto de esas acciones y comunicar los  resultados a los empleados para generar conciencia sobre lo que las organizaciones hacen por su bienestar”, señaló Cabra.

De igual manera, refirió, se demostró que el clima laboral mejora cuando hay un relajamiento en el código de vestimenta, flexibilidad de horarios, considerando que muchos empleados dedican por lo menos dos horas en traslados, causándoles estrés crónico, fatiga, ansiedad y problemas emocionales.

Pero además, la falta de apoyo en el transporte —que se da en 74 por ciento de los casos— así como  de incentivos —que no lo dan 75 por ciento de las empresas— como parte de los beneficios complementarios, impacta en fallas en el cumplimiento de metas y en generar ámbitos laborales sanos.

 “Cuando hay una mayor apertura para que sus colaboradores trabajen en casa (home office), el beneficio se da tanto para el trabajador como para la empresa, porque justamente reducen el estrés, además de que esta modalidad resulta atractiva para retener y atraer nuevo talento”, abundó.

MCM