Lista, la magna vía a la industria del Bajío

Peña Nieto inaugura el macrolibramiento de Querétaro Centenario de la Constitución.

San Juan del Río, Querétaro

El macrolibramiento de Querétaro Centenario de la Constitución, con una longitud de 86 kilómetros, es una vía segura de altas especificaciones que requirió una inversión por casi 5 mil 800 millones de pesos y fungirá como la puerta de entrada a la zona industrial y automotriz del Bajío.

Así lo refirió el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, durante la inauguración de esta obra.

“Tiene una longitud de 86 kilómetros, es de concreto hidráulico para que tenga una muy larga duración; cuenta con 21 metros de ancho de corona para alojar cuatro carriles, dos por sentido, y amplios acotamientos”, expuso ante el presidente Enrique Peña Nieto e invitados especiales.

Ruiz Esparza indicó que esta autopista, la número 35 bajo la administración del presidente Peña Nieto, va de Palmillas, Querétaro, a Paseo El Grande, Guanajuato, y destaca por ser uno de los macrolibramientos más grandes del país.

“Requirió una inversión cercana a los 5 mil 800 millones de pesos, ha generado casi 10 mil empleos, fundamentalmente de habitantes del estado de Querétaro y Guanajuato”, destacó.

Precisó que esta obra implicó la construcción de dos grandes viaductos de estructura lanzada con tecnología de última generación, uno de ellos de 550 metros de longitud y 100 metros de alto, y el otro de 250 metros de longitud y 60 metros de alto.

“Cuenta con nueve entronques, 23 pasos inferiores, nueve pasos superiores y 15 puentes para darle seguridad al cruce de este macrolibramiento”, complementó.

Además, tiene derechos de vía para ampliarse a ocho carriles cuando el aforo vehicular lo demande, y ahorra tiempo de recorrido al evitar el paso por Querétaro y San Juan del Río, y contribuye a desahogar el tráfico de la Autopista México-Querétaro y la carretera federal Querétaro-San Luis Potosí.