• Regístrate
Estás leyendo: Lula da Silva va a juicio por escándalo de Petrobras
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 23:15 Hoy

Lula da Silva va a juicio por escándalo de Petrobras

El tribunal en Brasilia falló que el expresidente y el banquero de inversión, André Esteves, enfrentarán a la corte por obstrucción de justicia.

Publicidad
Publicidad

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva y el banquero de inversión, André Esteves, se encuentran en un grupo de acusados que enfrentarán un juicio por obstrucción de la justicia, según el más reciente fallo de un tribunal en Brasilia.

El caso es la amenaza legal más fuerte hasta el momento para el líder de izquierda, quien de manera independiente está bajo investigación por acusaciones de que recibió favores de empresas que se relacionan con el caso de corrupción de Petrobras, la compañía petrolera estatal. “Acepto el caso en contra de los acusados”, dijo el juez federal Ricardo Augusto Soares Leite en la decisión que emitió la corte en Brasilia.

El juicio es la culminación de más de dos años de investigaciones sobre Lula da Silva, su Partido de los Trabajadores y su antigua coalición gobernante por presuntamente conspirar con contratistas y exdirectivos de Petrobras para cobrar sobornos.

Si lo declaran culpable de que él y otros acusados intentaron comprar el silencio de un testigo en las investigaciones de Petrobras, las esperanzas de Lula da Silva de volver a competir por la presidencia en las elecciones de 2018 recibirán un duro golpe.

A pesar del daño que recibió por las acusaciones de corrupción, el exsindicalista se mantiene como uno de los políticos más carismáticos del país y como una amenaza para sus oponentes, quienes luchan por hacer contacto con los pobres de Brasil.

Esta semana, sus abogados junto con el defensor de derechos humanos con sede en Londres, el abogado Geoffrey Robertson, buscaron ganar la simpatía para el caso de Lula da Silva al presentar una petición ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU donde afirman que el exlíder es objeto de persecución.

En el caso ante la ONU, se alega que el juez Sérgio Moro (cuyo tribunal en la ciudad sureña de Curitiba preside en el caso de Petrobras) violó los derechos del expresidente al dar a conocer grabaciones de intervenciones telefónicas de sus conversaciones y no cumplir con el principio de presunción de inocencia.

En el caso de Brasilia, a Lula da Silva y otros seis acusados, entre ellos Esteves, el fundador del banco de inversión nacional BTG Pactual, se les acusa de conspirar para convencer al exdirector de Petrobras, Nestor Ceveró, para que cambiara su testimonio. Delcidio do Amaral, exsenador y exlíder del Partido de los Trabajadores en la cámara alta, hizo las acusaciones.

Durante una intervención telefónica atraparon a Amaral cuando trataba de persuadir al hijo de Ceveró para que le dijera a su padre que cooperara con los presuntos conspiradores, a cambio de dinero o incluso que lo sacarían del país.

Después de su arresto, Amaral se convirtió en testigo del Estado y realizó las acusaciones contra el resto del grupo.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.