En fuera de lugar, restaurantes del centro de Monterrey

Establecimientos reportan poca afluencia durante el partido de futbol México-Croacia; pese a promociones en cerveza y la transmisión en vivo del juego registran baja en sus ventas.
Muchos de los restaurante no obtuvieron la cantidad de gente que esperaban.
Muchos de los restaurante no obtuvieron la cantidad de gente que esperaban. (Foto: Jorge López)

Monterrey

Los restaurantes del centro de la ciudad de Monterrey no vieron un incremento significativo en sus ventas al menos este lunes con motivo del partido de México contra Croacia, a pesar de que el partido fue transmitido en vivo en horarios de comida.

En el primer cuadro de la ciudad, pese a la victoria de la Selección Mexicana, la mayoría de los locales de comida se encontraban vacíos o con muy poca afluencia, a pesar de que los restauranteros se habrían preparado con anticipación para recibir un alto número de comensales con materia prima y su flotilla de trabajadores al cien por ciento, ya que el horario del partido fue a las 3 de la tarde.

"Es como un lunes normal, tal vez un poco más de gente, un 20 por ciento. Pero por lo general a esta hora tenemos esta misma cantidad de gente. Esperábamos más, por el horario (del partido)", comentó José Ángel Vázquez, gerente del restaurante La Pesca, en el cual se transmitía el partido en vivo, en pantallas grandes y con el sonido en alto.

Familias, compañeros de trabajo y alguna que otra pareja se dieron cita en el restaurante de mariscos para disfrutar del partido, aprovechando algunas de las promociones que ofrecía el establecimiento.

A unas cuadras, un restaurante típico de la ciudad, el Vips, se encontraba a sólo el 80 por ciento de su capacidad, según el gerente del local.

"Estamos más bajo de lo normal. Es que normalmente a esta hora estamos llenos, aunque sea lunes", comentó.

"¿A qué cree que se deba esto?"

"No sé, tal vez la gente prefiere ir a ver el partido a los bares".

Un breve recorrido por la calle Morelos en el centro de la ciudad de Monterrey, dejó en claro que los regiomontanos no buscaron acudir a los restaurantes de la zona para disfrutar del partido, a pesar de que estos ofrecían un refugio para el calor y transmitieron el partido en grandes pantallas.

La "Promoción solo hoy, cerveza 2x1", tampoco fue suficiente para tentar a los comensales.

Por su parte, uno de los locales que si vio incremento de afluencia y ventas en el horario del partido fue Las Alitas, ubicado en el cruce de las calles Padre Mier y Zuazua, en el cual se podía observar una fila de espera de personas que llegaba hasta afuera del lugar, con un tiempo de espera de 10 minutos.

"Estamos viendo una afluencia que no es normal para ser un lunes", comentó el gerente del local.

"Es algo que ya esperábamos, por ser horario de comida y que mucha gente ya acostumbra por tradición ver los partidos en Las Alitas".

Explicó que se tomaron medidas para recibir a los comensales mundialistas desde temprano preparando más raciones de comida de las que se prepararían en cualquier otro lunes, llamando al cien por ciento de su flotilla de trabajadores, tanto meseros como cocineros y abasteciéndose de materia prima.

Calculó que recibieron un 50 por ciento más de comensales de los que atenderían en cualquier otro día entre semana.

Su contraparte, por ejemplo, Las Alitas ubicadas en Lázaro Cárdenas, en Valle Oriente, recibieron a más del doble de comensales.

"Hubo más gente que un día normal, tenemos visitas como si hoy fuera viernes o sábado, nuestros días más fuertes", comentó Raúl Martínez, gerente de la sucursal.

A pesar de que los restauranteros de Monterrey no recibieron a los comensales esperados, se prevé que con motivo del Mundial de Futbol haya una derrama económica de 90 millones de pesos en el estado, según ha estimado la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).