• Regístrate
Estás leyendo: Los millennials quieren ser directivos
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 20:20 Hoy

Los millennials quieren ser directivos

Poco a poco se quitan las malas etiquetas y se preparan para ocupar, en breve, los puestos de mando en las organizaciones.

Publicidad
Publicidad

Renuentes al compromiso, quejumbrosos, evasivos y hasta irresponsables son algunas de las etiquetas que se les han puesto a los millennials. Curiosamente, conforme los años pasan y ellos avanzan en sus carreras profesionales, el estigma parece más una estrellita dorada.

Cerca de 40% de la plantilla laboral actual de América Latina pertenece a esta generación, y se espera que para 2020 sea 70% de la oferta laboral en México y tome los puestos de decisión, dice Beatriz Rivas, Client Solutions & Corporate Affairs VP.

Pronto ellos dirigirán las organizaciones y “esto no es opcional”, dice Rivas, y sustituirán a los X. No se trata de un mal designio, sino de una realidad que las empresas deben asumir.

Los esfuerzos deben enfocarse en entender qué buscan en un empleo y adaptar las condiciones laborales para, al final, atraer y retener a los mejores talentos, a los más creativos, a los más eficientes. “No es algo sencillo, hay que armonizar sus necesidades con las de otras generaciones y con las políticas y metas de la organización”, dice Rivas.

Con este segundo ranking enfocado en millennials, GPTW™ quiere ayudar a las empresas a repavimentar sus caminos. Las organizaciones que lo integran tienen en promedio 70% de sus puestos laborales en manos de un millennial y cada una ha reconocido sus virtudes y ha sabido llegarles al corazón.


Con qué se comen

El sismo del 19 de septiembre pasado evidenció para todo México algo que las empresas con fuerte colaboración millennial ya sabían: es una generación con un alto sentido de la comunidad y una conciencia de grupo que los motiva a actuar por el bien común.

Es cierto que la solidaridad en los rescates y el apoyo comunitario a los damnificados no es algo nuevo en México frente a un desastre natural, las generaciones anteriores habían actuado igual –si acaso menos organizados– cuando ocurrió el sismo de 1985. Sin embargo, los millennials tenían tan mala fama que su cooperación y altruismo fueron motivo de reconocimiento público.

Si pasamos estas características al plano laboral, “toman sus decisiones en función de cómo afectan a sus grupos dentro de la organización. La decisión de permanecer o no en una empresa tiene que ver con la manera en que eso los impactará. Su pensamiento es comunitario”, dice Rivas.

TE RECOMENDAMOS: Se inspira Huawei en millennials

No obstante, los millennials también han demostrado ser muy individualistas. “Mucho más que los X. Trabajan en equipo y buscan enorgullecerse de sus grupos y de sus empresas, pero siempre desde la trinchera individual: quieren sentir que contribuyen a una tarea, que su contribución individual importa y es reconocida”, dice Álvaro García, director de Recursos Humanos de Grupo Prodensa, especialista en apoyar a empresas extranjeras a establecerse en México.

[OBJECT]Al final, explica Beatriz Rivas, esta generación es producto del ambiente en el que creció y de cómo fue educada por sus padres —la mayoría GenX—. “Decimos que tienen todo el tiempo un dispositivo en la mano y sí, pero cuando nacieron la tecnología era esa. Los X tuvimos que adaptarnos y aprender, ellos no… es una de sus condicionantes”.

Ese acceso a la información hace que sientan que se marchitan en un trabajo donde pasan ocho horas sentados en la misma silla en un espacio de un metro cuadrado. “No es malo que quieran puertas abiertas, flexibilidad y movilidad, ya sea vertical u horizontal”, dice Rivas.

Tampoco están contra los salarios altos, agrega, “no trabajan por caridad, les gusta vivir bien y para ello necesitan ganar dinero. Pero la remuneración económica ha dejado de estar a la cabeza de sus prioridades, ellos ponderan otras cosas que impactan en el balance de vida”.

Y no desdeñan la estabilidad laboral, “es solo que para ellos es natural cambiar, estar en movimiento todo el tiempo”, dice Álvaro García, y afirma que el reto de las empresas en la lucha por ganar el talento es innovar constantemente, escuchar a sus colaboradores millennial “en lo individual” y adaptarse a ellos.


¿Dónde andan?

Aunque las empresas de IT y el área de servicios profesionales son las que hoy tienen más presencia millennial, el relevo generacional en el mercado laboral se dará en todas las áreas e industrias. En empresas como H&M, por ejemplo, alrededor de 75% de su planta es de esta generación.

H&M no busca específicamente contratar millennials, atiende a su política de diversidad y echa mano de redes sociales como LinkedIn y bolsas de trabajo digitales como OCC e Indeed; las bolsas de trabajo de las universidades también los acercan al talento.

Retenerlos requiere un trabajo más profundo. Para ser el mejor lugar para trabajar para un millennial –y para cualquiera- H&M brinda mejores prácticas como la “flexibilidad, crecimiento, oportunidades y retos”, también son incluyentes, colaborativos y proveen un ambiente laboral diverso y libre, dicen los responsables de Recursos Humanos.


Otras empresas como Grupo Gentera logran la lealtad de los millennials con programas específicos de educación y crecimiento como el LED (Líderes en Desarrollo), que recoge a los mejores talentos en sus dos últimos años de estudios universitarios, y los involucra en diversas áreas de la organización. Algunos de ellos tendrán opción a un plan de carrera como premio a sus contribuciones excepcionales.

Los integrantes de LED reciben “mentorías, coaching, posibilidad de innovar, una beca mensual y un trato digno y respetuoso”, dice Manuel de la Fuente, director general corporativo de Gentera.

“Para nosotros la persona está al centro de nuestras acciones y buscamos que nuestros colaboradores se desarrollen integralmente. Confiamos en la disposición de las personas para crecer, autorrealizarse y ser la mejor muestra de ellos mismos”.

[OBJECT]Con casi 10,000 colaboradores menores de 30 años laborando para sus diversas áreas de negocio, Gentera tiene millennials en todas sus áreas, pero aprecia en particular a los que aportan en Finlab y a los que atienden a los jóvenes emprendedores que se acercan en busca de financiamiento.

Para los millennials, es importante atender su curiosidad y su búsqueda de nuevos aprendizajes. En AT&T, donde 7 de cada 10 empleados son millennials, el área educativa es una de las más importantes tanto en el plano formal como en el de capacitación continua.

“La curiosidad y las ganas de estudiar son sus características particulares, les gusta prepararse mucho y nosotros empujamos el tema porque debemos ajustarnos a lo que ellos quieren en la vida; nos enfocamos en sus metas para lograr una buena colaboración”, dice Luis Silva, vicepresidente de Recursos Humanos de AT&T en México.


Otro tema que interesa a esta generación es sentirse orgullosa de la organización, de su labor y de sus acciones hacia la comunidad.

Una empresa con responsabilidad social, que cuida el ambiente y se involucra en apoyo a la comunidad les causa simpatía y orgullo. “Buscan realizar un trabajo que trascienda y ser parte de la solución, les gusta que los escuchen y los tomen en cuenta”, afirma De la Fuente.


Trabajos "a la medida"

Los millennials coinciden en cómo quieren vivir su vida y eso define la manera en la que eligen y se comprometen, o no, con un empleo, explica el director de Recursos Humanos de Grupo Prodensa.

En opinión de García, “todos queremos los mejores colaboradores y debemos entender que mientras mayor es el talento, mayores son las exigencias que debe cumplir una organización para ganarlo y retenerlo”.

Lo principal, agrega, es dejar los temas generales de lado. “Por años se ha caricaturizado a los millennials, pero no pueden ni deben ser echados en un mismo saco”. Añade que igual que otras generaciones, “los Y tienen distintas aspiraciones y sueños profesionales; donde coinciden es en la manera de ver al mundo laboral, no solo para ganarse la vida, sino como parte importante de una existencia satisfactoria”.

TE RECOMENDAMOS: Tu profesión, ¿producto de la TV?

Para AT&T los millennials son particularmente importantes porque “son el espejo de nuestros clientes. Es la generación que creció con el smartphone y los productos que nosotros vendemos. Nos interesa la colaboración de todas las generaciones, pero esta en particular es la que nos conecta con nuestros clientes en el mercado”, dice Silva.

“Ellos quieren ganar bien, pero les importa más sentirse importantes dentro de su comunidad laboral. Son muy individualistas y quieren reconocimiento, pero saben que son parte de un equipo: quieren sentir que lo que hacen es importante para conseguir la meta común”, agrega Álvaro García.

Grupo Prodensa comparte su secreto para lograr que los millennials estén abiertos y dispuestos a entregar todo su talento y compromiso: “escucharlos todo el tiempo e ir adaptándonos en el camino. Nosotros innovamos constantemente en beneficios y políticas laborales, y ofrecemos soluciones individualizadas; los empoderamos para que ellos encuentren satisfacción”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.