• Regístrate
Estás leyendo: Los hoteles se preparan para la contracción
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 01:33 Hoy

Los hoteles se preparan para la contracción

La industria espera que el próximo año se ponga a prueba su resistencia por un decremento en la demanda.


Publicidad
Publicidad

En todo Estados Unidos los ingresos por habitación disponible y niveles de ocupación superaron los máximos anteriores tanto en el auge de las puntocom como en la era de las subprime. En las últimas semanas, las utilidades de los grupos hoteleros más grandes del mundo superaron las expectativas, pero las acciones de Accor y Marriott apenas se movieron.

La tesis de los inversionistas es simple. Los buenos tiempos no pueden seguir para siempre.

“Todo el mundo pasó rápidamente de decir ‘vamos a tener un crecimiento de 4 a 6% durante los próximos tres años’ a ‘estamos al final del ciclo, ¿qué tan malo puede ser?", dice Wes Golladay, analista de RBC. “Desde la perspectiva de la oferta y la demanda, es posible alcanzar el equilibrio este año”.

A pesar de que 2016 marca el séptimo año consecutivo de crecimiento de ingreso por habitación disponible (RevPar) de los hoteles en EU, el índice Baird/STR de hoteles cayó casi un tercio, en comparación con un aumento de 4% en el índice amplio de S&P 500.

Los grandes grupos hoteleros, que sobrevivieron la recesión después de la crisis financiera al vender sus propiedades y convertirse principalmente en administradores de hoteles en lugar de propietarios, compiten por aumentar el tamaño y la consolidación.

Marriott compró Starwood en 12,200 millones de dólares (mdd), mientras que Accor asumió la propiedad de las cadenas hoteleras Fairmont, Raffles y Swissotel por 2,900 mdd a finales del año pasado. Además de esto, la semana pasada, Hilton anunció que dividirá gran parte de sus propiedades en un fideicomiso de inversión de bienes raíces.

También tienen que tranquilizar a los inversionistas. InterContinental Hotels Group anunció recientemente un dividendo especial de 1,500 millones de dólares, mientras que Marriott y Starwood trataron de disminuir las expectativas para este año al reducir sus proyecciones de crecimiento en ingresos por habitación disponible.

“Vemos un mundo en el que evidentemente hay más ansiedad en el mercado. Hay un poco más de ansiedad sobre cómo va a ser el crecimiento del PIB en 2016”, dice Arne Sorenson, presidente ejecutivo de Marriott.

Ya hay señales de que el aumento de la demanda en los últimos años, especialmente en EU, puede estar a punto de terminar. Las utilidades corporativas se desaceleraron en el mundo lo que resultó en que las empresas empezaron a restringir los viajes de negocios a finales del año pasado. La fortaleza del dólar también disuadió a los viajeros extranjeros.

También hay motivos estructurales para ser pesimista. La alteración provocada por Airbnb es una preocupación constante desde hace años, y si bien las listas de Airbnb solo representan de 2 a 4% de la oferta de habitaciones de hotel en EU, comprenden de 8 a 15% de la oferta en las grandes ciudades, de acuerdo con las estimaciones de Bank of America.

Muchos en la industria hotelera dicen que no es un juego de suma cero, y minimizan la superposición entre los clientes de Airbnb frente a las grandes cadenas hoteleras tradicionales.

“El cliente de Airbnb claramente busca una experiencia específica. Está en algunos mercados selectos, en algunos de los cuales ni siquiera participamos”, dice Leeny Oberg, director de finanzas de Marriott. “Es muy difícil medir exactamente el impacto de Airbnb, pero solo está en el margen”.

Richard Solomons, presidente ejecutivo de IHG, dice que el hecho de que la operación de la empresa hotelera se extiende casi a 100 países lo aísla de las caídas en cualquier mercado individual. Los tres mayores grupos hoteleros, Hilton, Marriott y el grupo IHG, se encuentran dispersos en todo el mundo, y 93%, 81% y 65% de sus habitaciones se encuentran en el continente americano, respectivamente.

Sin embargo, los últimos dos ciclos de auge de la industria hotelera terminaron por perturbaciones de la demanda, los ataques del 11 de septiembre en 2001 y la crisis financiera en 2008. “Eso es lo que todo el mundo teme, otra recesión y crisis en la demanda” dice Golladay.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.