“Vamos a disparar la pistola de inversión”: Zambrano

Detonará solo bajo la condición de un franco crecimiento de la economía.
Murió en el Hotel Villa Magna, Paseo de la Castellana 22.
Murió en el Hotel Villa Magna, Paseo de la Castellana 22. (Carlos Rangel)

México, Monterrey y Madrid

Todas las reformas siempre traen momentos como éste, donde el crecimiento no es el que quisiéramos, pero estamos muy optimistas del mediano y largo plazos", enfatizó Lorenzo Zambrano en entrevista para MILENIO. "Vamos a disparar la pistola de inversión tan pronto veamos el crecimiento más franco de la economía", le dijo a Bárbara Anderson.

Esa fue una de las últimas respuestas que el empresario regiomontano, fundador y presidente de Cemex, dio a un medio de comunicación, y en donde además calificó al Programa Nacional de Infraestructura como una gran noticia, ya que está lista una planta de 5 millones de toneladas de producto que puede ponerse en marcha en no más de nueve meses para cubrir la demanda que se generará.

El anuncio del deceso de Lorenzo Zambrano se hizo a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), mediante un breve comunicado en el que se informó que murió en Madrid, España, a la edad de 70 años el empresario regiomontano.

Por su parte, el vocero de la embajada de México en España, Ramiro Pineda, también anunció que el empresario regiomontano falleció en el Hotel Villa Magna, Madrid, e informó que el cónsul asistió al lugar para agilizar los trámites de repatriación del cuerpo.

Asimismo, en la embajada se difundió que la muerte se debió a un problema del corazón que sucedió previo a una reunión con otros empresarios en el hotel antes mencionado

Zambrano fungía como presidente y director general de Cemex, la tercera productora mundial de cemento, concreto y materiales para construcción.

Nació el 27 de marzo de 1944 en Monterrey, era hijo de Lorenzo Zambrano Hellon y Alejandrina Treviño Madero. Él nunca se casó.

Se graduó como ingeniero mecánico administrador en el Tecnológico de Monterey en 1966 y obtuvo la maestría en administración de empresas en la Universidad de Stanford en 1968.

Como ingeniero ingresó en 1968 a Cemex, con el cargo de gerente de la planta de Torreón, Coahuila.

Conforme pasaron los años, Zambrano sumaba experiencia y ganaba terreno en los principales puestos de la compañía, hasta que en 1985 fue nombrado director general, con lo cual se inicia la etapa más agresiva en crecimiento de producción, eficiencia y participación de mercado.

Su ascenso no quedó ahí en la cementera, ya que diez años después fue designado presidente del consejo de administración.

También fue miembro del consejo de administración de IBM, Alfa, Banamex, Femsa, ICA, Televisa y Vitro, sirvió en el consejo consultivo de Citigroup International y fue consejero asesor de Allianz.

De 1997 a 2012 ocupó el cargo de presidente del consejo del Tecnológico de Monterrey. También fue miembro del consejo del Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey.

Entre sus labores sociales y empresariales destacan múltiples reconocimientos internacionales. Entre ellos el Premio Woodrow Wilson de Ciudadanía Corporativa y el Ernest C. Arbuckle, de la Asociación de Alumnos Graduados de la Escuela de Posgrado de Negocios de la Universidad de Stanford.

La revista Forbes estimó en 2006 el valor de sus activos en mil 800 millones de dólares y lo clasificó en el lugar 428 entre las personas más ricas del mundo.

COMPROMISO

Algo que caracterizaba a Zambrano era su compromiso con sus empleados, los cuales tenían acceso a programas globales de liderazgo y gestión, así como becas y cursos de capacitación en línea.

El año pasado, 31 mil trabajadores cursaron un promedio de 20.75 horas de estos programas.

En su último discurso a sus accionistas, que plasmó en su informe anual de la empresa, destacó "el trabajo duro y la dedicación de cada uno de los 43 mil empleados de Cemex que contribuyó significativamente e nuestro progreso en 2013".

El año pasado las ventas de Cemex sumaron 195 mil 661.1 millones de pesos, lo que significó un crecimiento de 2 por ciento respecto a 2012.

En 2013 las operaciones en México representaron, aproximadamente, 20 por ciento de las ventas netas; Estados Unidos, 20; Europa del Norte, 26; el resto de Europa, 6; el Mediterráneo, 2; Sudamérica y el Caribe, 13, y Asia, 4 por ciento.

De las ventas totales, 46 por ciento correspondió a cemento, 39 por ciento a concreto y 15 por ciento a agregados, de acuerdo con su reporte anual de 2013.

La estrategia de negocios de Cemex se basa en concentrarse en el negocio de cemento, concreto premezclado y agregados; proveer a los clientes la mejor propuesta de valor; potencializar la eficiencia operacional; reforzar la estructura de capital y retomar la flexibilidad financiera; atraer, retener y desarrollar un equipo de ejecutivos de clase mundial, y fomentar el desarrollo sustentable.

En las últimas semanas, la fusión entre los gigantes cementeros Holcim y Lafarge generó especulaciones en torno al impacto que la unión tendrá en Cemex, pues se consideró que le restará presencia de mercado a la cementera mexicana. Aunque los especialistas consideraron que la fusión de los dos gigantes globales de materiales de construcción será positiva.