“No nos llega la obra pública”: constructores

Un sondeo de Bimsa Reports demuestra que solo una tercera parte cree que la inversión del gobierno en el sector tiene el beneficio deseado.

México

A pesar de que en 2014 la inversión del gobierno en obra pública aumentó de manera sustancial, casi 61 por ciento de los empresarios señala que ésta no les está llegando efectivamente, de acuerdo con la última edición del Índice de Confianza del Constructor (Icoco) que realiza Bimsa Reports.

De las 300 entrevistas que realiza la consultora en el país, solo una tercera parte considera que la inversión está teniendo el beneficio deseado.

Datos del Banco de México indican que en el acumulado de enero a octubre de 2014 se ha ejercido un gasto para obra pública de 326 mil 913 millones de pesos, que comparado con el mismo periodo del año pasado representa un crecimiento de 98 por ciento, pues en ese entonces la inversión se ubicó en 164 mil 837 millones de pesos.

Analistas de Banorte-Ixe y de Actinver, consultados por MILENIO, coincidieron en que la visión de 61 por ciento de los empresarios se explica porque no hay equidad a la hora de contratar la obra pública, pues por lo regular los ganadores de los contratos más grandes suelen ser las empresas de renombre, como OHL e ICA.

“No es un secreto que los contratos más jugosos se los llevan las compañías más grandes, pero hay que destacar que son firmas con experiencia que dan el ancho para los proyectos de infraestructura de esta administración”, dice un analista de Banorte.

Entre las obras más importantes que el gobierno adjudicó a OHL este año se encuentra el primer tramo del tren México-Toluca, proyecto en el que va de la mano con La Peninsular, del Grupo Hermes, y cuyo contrato asciende a más de 10 mil millones de pesos.

Asimismo, se le concedió el contrato para financiar, construir, explotar, conservar y mantener la autopista de peaje Atizapán-Atlacomulco, la cual implica una inversión de 9 mil 350 millones de pesos.

Con respecto a ICA, según sus resultados financieros al tercer trimestre del año, reporta que la empresa que, con las nuevas contrataciones y actualizaciones, acumuló 10 mil 716 millones de pesos, principalmente por los contratos acueducto Monterrey VI, túnel Churubusco–Xochiaca y el túnel del tren interurbano México–Toluca.

Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en su comparecencia del 23 de septiembre pasado, aseguró que ni antes ni ahora se ha privilegiado a alguna empresa constructora.

Esto a pesar de que se han vertido opiniones en el sentido de que la constructora española OHL se ha visto beneficiada desde que el ahora presidente Enrique Peña Nieto era gobernador del Estado de México (2005-2011).

Actualmente la constructora ha celebrado contratos que ascienden a más de 41 mil 500 millones de pesos con el gobierno federal.

Según, Ruiz Esparza, las empresas que más han firmado contratos con la SCT son 17, entre las que destacan ICA y la española Isolux.

En el caso de la SCT, ICA tiene nueve contratos por 43 mil millones de pesos; Isolux posee cuatro por 15 mil millones. Las empresas que menciona el funcionario acumulan  un monto total por contratos por 70 mil millones de pesos.

Mencionó que los datos anteriores reflejan el equilibrio en los contratos de la dependencia y que las empresas los han ganado porque presentaron las mejores propuestas económicas,  “y eso es información pública”.

El estudio de Bimsa Reports señala que también se cuestionó a los empresarios en el sentido de si creen que  las licitaciones se realizan de manera transparente, eficiente e imparcial. Para 58 por ciento de los entrevistados la respuesta es negativa y para 39 es afirmativa.

El índice elaborado por Bimsa concluye que en el tema institucional los resultados de la encuesta muestran que la industria de la construcción se enfrenta a retos de transparencia en los procesos de licitación, así como —sin considerar temas técnicos— de inequidad en la adjudicación de obra pública.

“El tema es crucial, ya que la industria de la construcción parece entrar de lleno en un proceso de internacionalización, en el que la expectativa de realizar importantes obras de infraestructura, en las cuales participen empresas tanto nacionales como extranjeras y de todos tamaños, requiere del mejor marco institucional que garantice la eficiencia y el desarrollo económico del sector”.  

Inversión carretera

De acuerdo con Raúl Murrieta Cummings, subsecretario de Infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, en los 10 primeros meses del año ya se superó la inversión total de 2013.

La erogación hasta octubre de 2014 fue de 75 mil 289 millones de pesos, en tanto que la ejercida durante todo el año anterior fue de 74 mil 500 millones de pesos.

El gasto en la materia durante los prácticamente dos años de la presente administración permitió generar 320 mil empleos, de ahí que se registrara una relación directa con la inversión carretera.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]