“Estamos listos para financiar los grandes proyectos”

El banquero, que también lidera BBVA Bancomer, afirma que México dejó escapar el momento preciso para despegar y enfrentar grandes retos. Comenta que se debe ver al país como un bosque de ...
Luis Robles Miaja, sobre el caso HSBC: “No es ilegal tener cuentas en el extranjero”.
Luis Robles Miaja, sobre el caso HSBC: “No es ilegal tener cuentas en el extranjero”. (Octavio Hoyos)

México

Hasta ahora las reformas estructurales no han presentado importantes oportunidades de inversión, porque no son de carácter inmediato, pero en cualquier momento surgirán grandes proyectos de infraestructura y energía, por lo que la banca está lista y pondrá el financiamiento necesario, afirmó Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

A menos de un mes para que se realice la 78 Convención Bancaria en Acapulco, el presidente del gremio y de BBVA Bancomer conversó con MILENIO y aceptó que México dejó escapar el momento preciso para despegar y enfrentar los grandes retos, entre ellos la inseguridad, pero también tiene aspectos fundamentales que lo ponen en una situación particular de desarrollo.

“La banca, preparada ante una gran oportunidad de México” es el lema de la próxima convención. ¿Cómo aprovechar esa oportunidad?

El sistema bancario es sólido, fuerte y líquido, y está listo para financiar el desarrollo del país y aprovechar la gran oportunidad que vive México, que deriva de 20 años de trabajo serio y bien realizado por muchos actores políticos y sociales que le han dado estabilidad. Por otro lado, ante los elementos estructurales que hoy tenemos, pone a la nación en una situación muy particular para su desarrollo, y aunque muchos no lo ven con claridad, en la banca pensamos que esta es la oportunidad y que hay que aprovecharla.

¿Ya ven oportunidades tangibles para intervenir con más financiamiento?

Las oportunidades derivadas de las reformas no necesariamente son inmediatas, aunque ya hay varias con efectos, como la financiera o la de telecomunicaciones. Aquí lo importante es ver a México como un bosque, no como un árbol, en ese sentido, la banca está lista para el momento en que se necesiten financiar los grandes proyectos que vienen en los próximos meses y años. La banca va a estar presente, de hecho ya lo está, por ejemplo en el nuevo aeropuerto, en el que un grupo de bancos participa de forma importante en la primera etapa.

¿Dónde ven más posibilidades, en proyectos energéticos o del Programa Nacional de Infraestructura?

En el corto plazo quizá en el Programa Nacional de Infraestructura, ello pese al recorte presupuestal, es más, diría que gracias a él, porque la banca está líquida y puede financiar proyectos que hoy el gobierno tendrá que dejar de impulsar por sí mismo. Además, el monto es muy bajo, pues si lo analizamos, las mayores partes del recorte están en Pemex y CFE, mientras que en infraestructura se abren espacio para que nosotros complementemos y así detonar la infraestructura que necesita el país.

¿Hasta el momento la banca está siendo desaprovechada?

Si tuviéramos que prestar en un año toda nuestra capacidad, podríamos hacerlo sin requerir capital; con esto no quiero decir, porque sería una barbaridad, que prácticamente dupliquemos la cartera. Eso sería lo más imprudente del universo. Tenemos capacidad instalada, a diferencia de lo que pasa en bancos de Europa o de Estados Unidos, que tienen restringida su capacidad de crecimiento, debido a que sus índices de capitalización son relativamente bajos, derivado de la crisis.

¿La banca crecerá lo mismo, pese al previsible menor dinamismo económico?

Tras la bajada del Banco de México tendremos que analizar para ver si ratificamos nuestro pronóstico, pero de todos modos creemos que podemos crecer la cartera de crédito entre 3 y 4 veces el PIB. Esto exclusivamente con los proyectos que se desarrollan por sí solos, pero si se generan proyectos extraordinarios de inversión en infraestructura o energía, el crecimiento puede ser mayor. Siendo prudente, creo que creceremos entre 10 y 15 por ciento la cartera este año; para 2016 seguiremos con ritmos prudentes, pero dinámicos, y en 2018 rebasaremos la meta de 40 por ciento del PIB.

¿Se desinfló el momento mexicano?

El momento mexicano fue una expresión hasta desafortunada, pero si se entiende correctamente era el momento cuando México tenía que despegar. Lo que pasó fue que en 2013 y 2014 no crecimos lo suficiente, por diferentes razones coyunturales y no estructurales, pero el potencial del país no es de seis meses, sino que hay que verlo con tiempo. Lo que digo es que si bien algunas reformas, como la hacendaria, no fueron del todo buenas, la suma de todas ellas es lo que vale y no en lo individual. Fui optimista en su momento y lo sigo siendo.

¿Qué tanto afectan a la banca los problemas de inseguridad?

Por fortuna, en la banca, salvo casos excepcionales, hemos operado con normalidad en todo el país, inclusive en Guerrero; solo hemos cerrado en los casos en que llegan los maestros y se meten al centro de la ciudad y hacen que todos los comercios bajen las cortinas, pero no ha habido ningún cierre de sucursales, inclusive en lugares tan complicados, como Michoacán hace un año o como Tamaulipas en la actualidad. Pero la inseguridad trae costos a la economía, y estimamos que es de más o menos 1 por ciento del PIB.

El caso Oceanografía fue algo que sí les afectó, los controles de la banca protagonizaron la convención pasada, ¿cómo llegan un año después?

Lo que pasó con Oceanografía fue un fraude, la banca siempre está expuesta a ellos y siempre tratamos de mejorar los controles y ser más eficientes con lo que llamamos el riesgo operativo, pero todo es perfectible. A raíz del fraude se creó una nueva circular con criterios más estrictos para el factoraje, pero lo importante es que este caso no le hizo nada a Banamex, porque hay que reconocer que las normas prudenciales funcionaron y que al banco, en lo financiero, no le afectó en lo más mínimo.

¿Qué hace el gremio para evitar casos como el de HSBC en Suiza?

Fue un robo de una lista por parte de un empleado infiel. Hay que distinguir dos temas: el fiscal, que eventualmente tendrá implicaciones para determinados mexicanos que están en esa lista si se comprueba que tienen inversiones en Suiza y no declararon sus ingresos. Hay que resaltar que no es ilegal tener cuentas en el extranjero; no hay nada que comentar ni por qué asombrarnos.

Ahora, en México hemos invertido cantidades muy cuantiosas en lo que llamamos seguridad tecnológica. Si en un banco alguien consulta una cuenta, yo me entero en tiempo real y sé quién la está consultando o sustrayendo información de una base de datos. Si es una consulta anormal, es decir, si un empleado de una sucursal consulta cuentas que no le corresponden, yo tengo alarmas que me avisan.

Bancomer es el único banco grande que no ha lanzado un fondo para energía, ¿no les interesa el sector?

Bancomer tiene claro su enorme apetito por participar en energía, con prudencia lo digo, pero somos el banco con más proyectos energéticos financiados; entonces no estamos echados para atrás. Solo es que en el corto plazo no tenemos pensado anunciar ningún fondo en particular ni levantar uno para hacer inversiones, pero eso no quiere decir que no lo vayamos a hacer más adelante.