• Regístrate
Estás leyendo: Lindt quiere quitarle la corona a Godiva
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 03:20 Hoy

Lindt quiere quitarle la corona a Godiva

El fabricante suizo busca ocupar el primer lugar entre las marcas de chocolate de lujo del mundo.


Publicidad
Publicidad

Lindt & Sprüngli, fabricante de chocolates, fijó el objetivo de construir la red de tiendas de chocolates de lujo más grande del mundo por ventas. Su objetivo es lograrlo en un plazo de cinco años, y lo aviso después de informar un aumento en la demanda de sus productos de confitería de gama alta en 2015.

El fabricante suizo dijo la semana pasada que quiere superar a la cadena de tiendas Godiva, de propiedad privada y de origen belga, para ocupar el primer lugar en la venta minorista de chocolate de lujo para 2020. Estima que las tiendas de Godiva tienen ventas de entre 600 millones de dólares y 700 millones de dólares (mdd) al año. Godiva se fundó en la década de 1920 y sus chocolates más conocidos son los ‘pralines’ rellenos.

Lindt, con sede en Zurich, tal vez es más conocida por sus conejos de chocolate envueltos en papel dorado. Abrió 50 tiendas en todo el mundo durante 2015, con lo que alcanzó un total de 325. Este año se van a abrir un número similar de puntos de venta Lindt, dijo Ernst Tanner, presidente ejecutivo, aunque espera que el aumento anual promedio sea entre 20 y 25 a largo plazo.

“Queremos tener una red que cubra más o menos todo el mundo”, dijo Tanner. La facturación de las tiendas Lindt & Sprüngli subió 20% para llegar a 378.5 millones francos suizos (382 mdd) en 2015.

La estrategia de expansión basada en tiendas marca un contraste con el enfoque hacia las ventas en internet de Nestlé, también con sede en Suiza, que vende los chocolates KitKat, la marca de lujo Cailler, y que recientemente llegó a una alianza con Alibaba, el grupo chino de comercio electrónico.

Hasta el momento, Lindt todavía no entra a China -donde no tiene tiendas- ya que cree que el país todavía no desarrolla una cultura suficiente de consumo de chocolates con la que pueda lanzar un producto de alta calidad y concepto minorista.

Sin embargo, en otras partes, Lindt busca emular lo que hacen las marcas de la industria de la moda de lujo al abrir tiendas y cafés en lugares de prestigio, especialmente en lugares como el complejo turístico de esquí Zermatt en Suiza. También opera una planta de gran escala y tiendas de descuento, y Tanner dijo que su objetivo es convertir la compra de chocolate en un “acontecimiento” en la venta detallista.

“La actividad… es la gama más amplia de productos que has visto en tu vida en lo que se refiere a chocolate”, dijo a Financial Times. “Es una actividad de fin de semana para las familias”.

El plan de expansión de venta minorista se dio a conocer cuando Lindt informó el crecimiento de 9.4% en sus utilidades de operación del año pasado para llegar a 518.8 millones de francos suizos. Las ventas subieron 7.9% para llegar a 3,650 millones de francos suizos.

Lindt dijo que los mejores resultados se dieron a pesar del lento crecimiento mundial, los mayores precios de las materias primas y la fortaleza del franco suizo, que aumentó considerablemente el costo de producción en Suiza. El clima extremo de verano en sus principales mercados y el tarde inicio del invierno también frenaron las ventas, añadió.

Tanner expresó su optimismo sobre el panorama para 2016, y dijo que los menores precios de la energía en EU significa que “los estadounidenses tienen más dinero para nuestros productos”. América del Norte representó 43% de la facturación de Lindt el año pasado.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.