• Regístrate
Estás leyendo: Libra, contra las cuerdas por miedo al Brexit duro
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 09:45 Hoy

Libra, contra las cuerdas por miedo al Brexit duro

Informes de que el BCE planea reducir las medidas de estímulo de compra de bonos que dieron impulso a la moneda única también causa la debilidad.

Publicidad
Publicidad

La libra esterlina cayó ayer a su nivel más bajo en cinco años en su paridad ante el euro, ya que se mantiene el temor de un brexit duro, además de que hay informes de que el Banco Central Europeo (BCE) considera una reducción en sus medidas de estímulo de compra de bonos que le dieron un impulso a la moneda única.

La caída de la libra durante la semana respecto a su mayor socio comercial es actualmente de 2.1 por ciento, se necesitan 0.8842 libras por una sola unidad de la moneda común, por lo que regresa la moneda a niveles que se vieron por última vez en 2011. La moneda británica salió de su nivel más bajo de la sesión al llegar a 0.8814 por euro, o un descenso de 0.2 por ciento en el día durante los intercambios de la tarde.

El tropezón de la libra esterlina durante la semana en su paridad con el dólar alcanzó a ser de 2 por ciento el miércoles; la moneda británica cayó más de 0.3 por ciento, para llegar a 1.2691, lo que la dejó sumida en niveles que se vieron por última vez a mediados de la década de los 80.

Los operadores siguieron el segundo discurso en tres días que dio la primera ministra, Theresa May, ya que la posibilidad de que haya un brexit duro anima a los mercados. May reiteró su compromiso para invocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, con el que comienza el proceso de negociaciones para salir de la Unión Europea, a más tardar a finales de marzo. La primera ministra también subrayó su determinación para recuperar el control de las políticas de inmigración, algo que puede limitar el alcance del acceso al mercado único europeo.

También adelantó: “El cambio tiene que venir” de la política monetaria, sin dar más detalles sobre el asunto.

“Los inversionistas globales ven esto como un momento para estar nerviosos respecto a las posibles implicaciones negativas del brexit”, dijo Trevor Green, director de valores en Reino Unido de Aviva Investors.

La primera ministra hizo esas declaraciones durante un foro político el domingo, las cuales se interpretaron como una señal de que el gobierno le dará mayor prioridad al establecimiento del control de la inmigración que al acceso pleno al mercado único europeo. May dijo que el gobierno invocará el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que comienza el proceso de salida de la UE en marzo del próximo año.

De acuerdo con una investigación de Deutsche Mark, las posibilidades de que haya un brexit duro no es todo lo que fija el precio” en los mercados.

“El brexit duro se convirtió en un riesgo importante”, dijo Oliver Harvey, estratega macro.

“Lo que aprendimos de la conferencia del partido conservador fue que May cree que la amenaza de rebelión por la base de línea dura de los parlamentarios euroescépticos conservadores es mucho mayor que la del ala más centrista del partido o de la oposición dividida. El corolario es que se tendrá una postura de negociación mucho más dura. El riesgo es que esto no funcione bien con los socios de la Unión Europea, sobre todo por las elecciones en Francia y Alemania del próximo año”.

El impulso que la difícil situación de la libra le dio a los mercados de valores de Reino Unido se desvaneció después del fuerte repunte de la sesión previa tanto en el FTSE 100 como en el FTSE 250 que operaron cerca de máximos históricos. El martes, el alza fue liderada por empresas que registran sus ingresos en moneda extranjera, lo que las vuelve más valiosas respecto a la libra debido a su pérdida de valor, pero los inversionistas no estaban dispuestos a seguir más allá el miércoles. Los índices cayeron 0.6 por ciento y 0.9 por ciento, respectivamente, en las operaciones de la tarde.

Sin embargo, Ian Williams, estratega de KBC Peel Hunt, dijo que el alza del martes en los capitales británicos no se debe únicamente a la libra esterlina: “El desempeño que el sector FTSE mostró ayer no solamente es una historia de la libra: el avance fue más amplio y los 10 grupos industriales llegaron a niveles más altos, liderados por el petróleo y el gas y el sector industrial. El patrón fue similar en toda la zona euro, aunque con menores movimientos en el índice: el sector de servicios públicos fue el único en la eurozona que perdió terreno”.

El miércoles, las acciones de consumo tuvieron demanda después de que las ganancias de Tesco fueron mejores a las esperadas, lo que ayudó a desviar la atención del brexit. Las acciones de Tesco subieron 9 por ciento, para ser las más altas del FTSE 100. Los grupos mineros internacionales, en las acciones fueron algunas con mejor desempeño durante el alza, retrocedieron, con Fresnillo a la cabeza, que tuvo un descenso de 2.3 por ciento.

El hito de la pérdida de valor de la libra esterlina en su paridad con al euro se produjo después de que Bloomberg informó —citando a funcionarios anónimos— que el Banco Central Europeo podría reducir sus compras de bonos a un ritmo de 10 mil millones al mes. El programa de expansión cuantitativa del Banco Central Europeo debe terminar en marzo de 2017, y los informes sugieren “un consenso informal” para reducir esa política. El Banco Central Europeo dijo que esos planes no estuvieron en discusión.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.