• Regístrate
Estás leyendo: Lecciones de seguridad tras el escándalo de VW
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 16:52 Hoy

Lecciones de seguridad tras el escándalo de VW

Los factores ambientales, sociales y gobernanza son importantes para valorar una firma a largo plazo.

Publicidad
Publicidad

Hace un año, a medida que surgía la noticia de que Volkswagen hizo truqueó en las pruebas de emisiones de EU, algo que hizo que el precio de las acciones se fueran a pique, los gestores de activos tomaron nota. Si bien algunos perdieron dinero debido a su exposición a VW, otros fueron inmunes.

Asha Mehta, gerente de cartera de Acadian Asset Management, dice que la casa estadunidense de fondos no invirtió en VW antes del escándalo porque creían que la empresa representaba demasiados riesgos.

Otros gestores de fondos que tuvieron pérdidas, como Nordea Asset Management con sede en Estocolmo, tomó medidas inmediatas. La casa de inversión más grande de la región nórdica, que controla alrededor de 191 mil millones de euros en activos, le prohibió a sus gestores de fondos comprar más acciones o bonos de VW durante seis meses.

Ahora, 12 meses después de que estalló el escándalo, Nordea aún se enfrenta con la magnitud del engaño y su impacto en los rendimientos.

Sasja Beslik, jefe de finanzas sustentables de Nordea, que tenía alrededor de medio millón de acciones del fabricante de automóviles en septiembre pasado, dice: “Aprendimos muchas lecciones con el escándalo de VW”.

El precio de las acciones de VW cayó 40 por ciento cuando fue evidente que la automotriz alemana usó “dispositivos de desactivación” para hacer trampa en las pruebas de emisiones de EU de sus vehículos con motores a diésel, lo que borró miles de millones de euros del valor de la empresa. El escándalo también expuso a VW a multas y demandas de inversores por miles de millones de dólares.

En los últimos años, cada vez más casas de fondos comenzaron a considerar las cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) cuando toman decisiones de inversión. Pero las consecuencias de VW, junto con otros eventos como el desastre petrolero de BP Deepwater Horizon, fortaleció la opinión de que los gestores de fondos tienen que ver más allá de los informes anuales cuando deciden si vale la pena invertir en una empresa.

Tras el escándalo de Volkswagen, Beslik dice que Nordea presionó para que se le preste más atención a los factores ESG, dentro de su proceso de inversión.

“Desde hace años observamos (los factores) ESG”, dice. “Pero lo que cambió ahora es que comprendemos mucho más la importancia de eso”.

Su perspectiva la comparten muchos otros más que trabajan en la industria de inversión.

Ralph McClelland, director asociado del bufete de abogados Sackers, quien trabaja con fondos de pensiones, dice: “Las consideraciones de los factores ESG, incluidas las preguntas sobre la gobernanza y la forma como las empresas que cotizan actúan con respecto al panorama ambiental, puede ser muy importante para el valor a largo plazo de estas compañías”.

El escándalo de VW también demuestra que no se pueden considerar de forma aislada los factores ESG, dice Muna Abu-Habsa, analista senior de Morningstar, el proveedor de investigación. Ella afirma que hay una fuerte relación entre los tres factores y que las señales de advertencia pueden aparecer en cualquiera de las tres categorías.

“Tienes que ver todo el conjunto, en la E (medio ambiente), la S (social) y la G (gobernanza). Puedes invertir en una empresa que fabrica productos que son buenos para el medio ambiente, pero que tiene una mala calificación en su gobernanza, tal vez tendrías que replantear esa inversión. Una mala calificación en G es una señal de alerta potencial”, dice.

En el caso de VW, el historial ambiental del fabricante de automóviles se veía positivo en los años previos al escándalo, pero varias organizaciones dieron señales de alerta sobre los asuntos de gobierno corporativo de la empresa.

Si bien Mehta está de acuerdo en que los inversionistas se benefician al considerar los factores de medio ambiente, social y de gobernanza al momento de invertir, dice que el escándalo de VW demuestra que la calidad de gobierno de una empresa es particularmente importante como una guía para los rendimientos futuros.

Una investigación de Hermes Investment Management, la casa de fondos británica, encontró que las empresas con malas calificaciones de gobierno corporativo suelen tener un menor desempeño en promedio de 30 puntos bases al mes en comparación con las empresas que tienen una buena gobernanza.

VW se encontraba entre las empresas grandes occidentales peor calificadas en términos de gobernanza, por parte de varias agencias antes de que surgiera el escándalo. Colin McLean, director general de SVM Asset Management, una firma especializada de inversión de Reino Unido, destaca la estructura de votación de la empresa —que le da algunos inversionistas más votos que a otros— como una preocupación en particular.

El mes pasado, se nombró a BlackRock, la casa de fondos más grande del mundo, entre los 80 inversionistas que planean demandar a VW por las pérdidas que tuvieron. Las autoridades nacionales también investigan al fabricante de automóviles, por lo que muchos temen que el precio de las acciones de la compañía, que se recuperaron ligeramente desde septiembre pasado, puedan caer de nuevo.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.