Productores latinoamericanos de crudo podrían congelar producción

México asiste a la reunión en Quito como "observador" y valora los esfuerzos para estabilizar el mercado petrolero internacional; los productores latinoamericanos buscan un posible congelamiento.
Una unidad de bombeo funcionando.
Una unidad de bombeo funcionando. (Reuters)

Ciudad de México

Delegaciones de los principales exportadores de petróleo de Latinoamérica -Colombia, Ecuador, México y Venezuela-, se reunen este viernes en Quito para buscar un consenso sobre un posible congelamiento de la producción u otras opciones para fortalecer los precios internacionales del crudo.

El ministro de Hidrocarburos de Ecuador, Carlos Pareja, dijo que el propósito de la reunión es definir la postura que llevará la región al encuentro de países productores de petróleo, miembros y no miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que se efectuará el 17 de abril en Doha, Qatar.

"Queremos reunirnos hoy día con los países productores latinoamericanos para darle un fuerte mensaje al mercado y apoyar la decisión que se pueda tomar en la reunión de Qatar", dijo el funcionario a periodistas en la antesala del encuentro.

La caída de los precios del petróleo, de casi un 60 por ciento desde mediados de 2014, ha golpeado fuertemente a la economía de la región, en especial a Venezuela y Ecuador, cuyos Gobiernos han tenido que reducir inversiones y recurrir a un mayor endeudamiento público.

El ministro de Energía de Rusia dijo que espera que los principales productores mundiales de crudo acuerden un congelamiento del bombeo durante la reunión en Doha, lo que debería ayudar a que el mercado global de petróleo se estabilice.

Rusia, Arabia Saudita, Venezuela y Qatar acordaron en febrero congelar la producción a los niveles de enero, pero indicaron que la medida dependía de que otros productores se sumen a la iniciativa.

La asistencia de representantes de Colombia y México a la reunión en Ecuador despertó interés, pues asomaba la posibilidad de que por primera vez estos países productores de petróleo que no pertenecen a la OPEP también pudieran estar involucrados en un esfuerzo por impulsar los precios del crudo.

Sin embargo, el gobierno de México dijo que asiste a la reunión en Quito como "observador" y que valora los esfuerzos para estabilizar el mercado petrolero internacional.