YouTube lo mantiene

Daniel González de 23 años, tiene 3 mil 500 suscriptores en su canal "lasdanilocuras", donde prepara recetas de cocina con un toque de irreverencia. El canal le paga a través de la publicidad.
Daniel González es el creador del canal "lasdanilocuras".
Daniel González es el creador del canal "lasdanilocuras". (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

Con tres mil 500 suscriptores en su canal de YouTube, el lagunero Daniel González es un ejemplo que el unir la creatividad y una actitud desenfadada, pueden capitalizarse como un oficio que obtiene ganancias económicas.

Iniciando como hobbie la grabación de videos que por momentos cayeron en lo irreverente, Daniel ha logrado a través de su canal de videos "lasdanilocuras", (http://www.youtube.com/user/ lasdanilocuras) captar la atención de los cibernautas y así obtener un ingreso económico a través de la publicidad que YouTube considera son los apropiados para su perfil.

Dijo que a diferencia de su trabajo, la gran mayoría de los contenidos que se difunden, no cuenta con un respaldo teórico ni técnico.

Con 23 años de edad, confiesa que su sueño es ser productor, ya que desde que tiene trece años le ha gustado la televisión, por lo que desde esa edad ha venido editando imágenes y creando sus propios videos.

Ambicioso en su vida, siempre quiere ir un paso adelante y ha conformado su propio portafolio. Egresado de la carrera de Comunicación de la UANE Torreón, le llegó un contrato de MituNetwork para formar parte de un grupo de creadores de contenido latino, lo que le dio confianza por el contenido de sus videos.

Sin estudiar gastronomía, sus primeros videos reflejaban a un chavo que de manera rústica se divierte preparando comida en la cocina de su casa. Con la irreverencia que lo caracteriza lo trasladó a la pantalla para que otros lo hagan.

Inició mostrando la preparación de manzanas con jarabe azul y recibió una cantidad importante de visitas. “Hay contratos que pagan por la cantidad de visitas o suscripciones que genera el canal”.

En su caso, le pagan por la publicidad que la empresa monta antes de sus videos, si se ve todo el video de la publicidad o por una parte del tiempo en que la audiencia se queda.

Hace tres años y medio, señaló, había políticas en que YouTube tenía que seleccionar a quienes podían subir sus propios videos, sin embargo, dijo, esto ha ido cambiando, ya que cada quien puede tener su propio canal de televisión.

Dijo que a diferencia de su trabajo, la gran mayoría de los contenidos que se difunden, no cuenta con un respaldo teórico ni técnico que da el tener una carrera profesional ni la experiencia laboral que él ha obtenido.

Dejando a un lado los comentarios que le decían “te vas a morir de hambre” de seguir con esta actividad, Daniel González no sólo está trabajando, sino ya planeando nuevos proyectos para llegar a sumar la mayor cantidad de suscriptores en su canal, en donde ha involucrado incluso hasta a su propia familia, quienes dice, son su apoyo y principal motivación.