Suspenden concesión a Grupo México en España

El gobierno de Andalucía suspendió la adjudicación de la explotación de la mina de Aznalcóllar a la minera. Jordi Pujol intentó conseguir contratos de gestión de residuos en México.
En Andalucía suspendieron la explotación de una mina adjudicda a GMéxico
En Andalucía suspendieron la explotación de una mina adjudicda a GMéxico

Ciudad de México

El gobierno de la comunidad autónoma de Andalucía, al sur de España, suspendió la adjudicación de la explotación de la mina de Aznalcóllar otorgada a Grupo México, en marzo.

La empresa Grupo México, asociada con la andaluza Magtel, beneficiaria de la explotación de la mina de Aznalcóllar, pertenece a Germán Larrea Mata, el segundo hombre más rico de México.

Grupo México es la tercera compañía minera mundial de cobre y un fortísimo holding empresarial en el país, cuyo crecimiento se achaca en ocasiones a su estrecha relación con el PRI.

El vicepresidente del Consejo de Administración de la empresa es Xavier García de Quevedo, consuegro de Jordi Pujol y Marta Ferrusola. Su nieta, Mercè Pujol Gironés, está casada con Ignacio García Quevedo, hijo del directivo.

El matrimonio García Quevedo-Pujol Gironés se ha identificado en distintos medios de comunicación como parte de la estrategia por la que su padre, Jordi Pujol Ferrusola, intentó conseguir contratos de asesoramiento y gestión de residuos en cinco ciudades mexicanas.

Los medios apuntan, citando a testigos, que llegaron a entrevistarse con políticos mexicanos gracias a altos contactos. Por eso, todos los medios locales se han hecho eco de la noticia adelantada por EL MUNDO de la paralización de la adjudicación de Aznalcóllar.

Otros antecedentes de la mineraen AL

Grupo México ya fue responsable en agosto de 2014 del mayor vertido tóxico en la historia de México. Un desastre parecido al que ocurrió en el municipio sevillano en 1998.

En el Río Sonora, se vertieron 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico. Un incidente que tuvo sus primeros síntomas en las intoxicaciones y quemaduras cutáneas de los bañistas.

En total, afectó a 20 kilómetros de tres caudales diferentes. Pese a que la empresa argumentó que le derrame de los tóxicos de debió a las fuertes lluvias, poco después se conoció que fueron las malas condiciones de las instalaciones.

Grupo México fue multado con 23.5 millones de pesos (1.3 millones de euros) por lo ocurrido. Además de esta cantidad, la empresa pagó dos mil millones de pesos (117 millones de euros) para limpiar el río y pagar a las afectaciones por la contaminación.

La empresa está envuelta en otro gran escándalo en Perú por una concesión minera por valor de mil 400 millones de dólares. Una transacción que provocó levantamientos y la intervención del Ejército en unos enfrentamientos que se saldaron con varios muertos.

El conflicto que inició desde 2009 continúa debido a la fuerte oposición de la población local al proyecto.

La obra se suspendió en 2012 cuando la Justicia detectó fallos medioambientales. Ante el recrudecimiento de las protestas, el gobierno peruano envió mil soldados para apoyar a los tres mil agentes de policía desplegados en la zona.