• Regístrate
Estás leyendo: La tristeza invade a los obreros en Texcoco
Comparte esta noticia

La tristeza invade a los obreros en Texcoco

Muchos decidieron ya desde ahora tirar la toalla y no esperarse hasta el próximo día 30, cuando se suspenderá en su totalidad la construcción de la obra.
Publicidad
Publicidad

Los sueños de muchos trabajadores que siguen laborando entre los polvorientos terrenos de Texcoco se desmoronan. Las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) significan su único ingreso y ahora no saben cuál será su futuro después de que el proyecto se cancele totalmente.

“Es un golpe enorme para nosotros, para la familias, para toda la gente. Miles de empleos se nos están yendo”, lamentó Humberto Velázquez, quien desde hace dos años trabaja en la construcción del NAIM como checador de transporte pesado.

En el sitio, donde aún se escucha el ruido que produce la maquinaria pesada, los trabajadores dicen a MILENIO que están desconcertados y tristes porque sienten que quedaron en medio y pagando las consecuencias de un “conflicto político” entre la administración federal entrante y el gobierno saliente: "Como lo quiera ver, esto era progreso para todos. Ahora no sabemos qué vamos a hacer."

Humberto dice que no todos los trabajadores han soportado la incertidumbre de su futuro laboral. Así, con el miedo a cuestas, muchos decidieron ya desde ahora tirar la toalla y no esperarse hasta el próximo día 30, cuando se suspenderá en su totalidad la construcción de la obra, luego del resultado de la consulta ciudadana ordenada por Andrés Manuel López Obrador.

“Hay muchos compañeros que ya no quisieron venir a trabajar por el desgaste que tienen, sobre todo el psicológico, ya que no saben si les van a pagar”.

Con su chaleco verde y el casco asegurado, Jacinto López, operador de grúa, dice que anda de capa caída "porque tengo 56 años y las obras del NAIM me habían asegurado empleo hasta 2020", fecha en la que se había estimado entregar la obra.

—Sigue haciendo su trabajo con las mismas ganas.

—No, ya no, porque no sabes si nos van a pagar igual o nos van a quitar el sueldo. Nadie nos ha dicho cómo va a estar la cosa.

Dentro de las 5 mil hectáreas del terreno donde se construye el NAIM laboran 14 mil personas; sin embargo, la obra generaba alrededor de 34 mil empleos indirectos más.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.