• Regístrate
Estás leyendo: La ética va más allá de un código de conducta
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 16:37 Hoy

La ética va más allá de un código de conducta

Los principios no solo sirven para una buena gestión, sino que potencian los esfuerzos en calidad de vida, vinculación con la comunidad y cuidado del medio ambiente.

Publicidad
Publicidad

En una empresa socialmente responsable la ética debe ser transversal e ir “más allá de la corrupción y de los derechos humanos, no es únicamente el trato justo a colaboradores, sino una cuestión muy amplia”, destacó en entrevista Felipe Cajiga, directivo del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi).

Al respecto, Alejandro Olascuaga, gerente general de Comunicación y Marketing de Sony en México, explicó que la ética incluso debe permear los otros ejes de la Rsponsabilidad Social (RS) —calidad de vida, vinculación con la comunidad y medio ambiente —, incluyendo “la constante innovación con varias estrategias o pilares”.

El directivo del Cemefi añadió que el código interno y el cumplimiento de la ley son indispensables, pero las compañías que implementan la RS deben comprometerse “más allá de lo que la legislación marca y no limitarse a decir: ‘pago impuestos, cumplo con las reglas y genero empleos’”.

Acciones comprobadas

Olascuaga señaló que una iniciativa que funciona en su gestión diaria es la Sony Ethics & Compliance Hotline, “un sistema interno de comunicación seguro y anónimo para que los empleados puedan reportar cualquier suceso en el que crean que se esté actuando de una forma incorrecta”.

Además, la implementación de ese programa se puede comprobar con el informe de la firma avalado por el Global Reporting Institute (GRI), una organización que coteja las acciones de RS reportadas por las empresas a fin verificar que realmente se lleven a cabo.

El informe GRI de Sony destaca que en el año fiscal 2014 dicha línea recibió 290 llamadas reportando anomalías relacionadas con diversos temas como ambiente laboral, manejo de información y posibles conflictos de interés. Las violaciones al código ético son analizadas por dos equipos de expertos y, en caso de confirmarse, se toman medidas correctivas que van desde la capacitación del personal y la actualización de procesos de control, hasta acciones disciplinarias.

“Constantemente recibimos evaluaciones y auditorías a través de terceros y del comité de supervisión de normas administrativas”, resaltó Olascuaga.

Felipe Cajiga opinó que las acciones que involucran al personal en la implementación de la ética son trascendentales, porque “en la medida que no se permee en una cultura a todos los niveles de la compañía, el código no funciona. Va a llegar un momento en el que algo no servirá y el sistema va a tronar”.

El directivo de Sony abundó que también es importante asegurarse de que se cumplan los mismos lineamientos éticos en la cadena de valor, para lo que cuentan con un programa de “suministro responsable, es decir, para asegurarnos de trabajar con proveedores que cumplen los mismos estándares”.

Un ejemplo que se refleja en el informe GRI es su política sobre los minerales conflictivos (tantalio, estaño, oro y tungsteno), necesarios para la fabricación de electrónicos. Durante tres años la empresa ha verificado el origen de esos elementos para asegurarse de que no provengan de “grupos antisociales”, como los rebeldes armados de la República Democrática del Congo “que suelen financiar su lucha con el comercio de dichos minerales”, señala el informe.

Dos en uno

Felipe Cajiga añadió que para contar con una estrategia integral de ética la empresa “tiene que abarcar la cadena completa, no solo la producción y distribución, sino incluso de la reutilización o desecho de productos”.

Adicionalmente, “hay programas (de las empresas) muy cosméticos, ponen botes de reciclaje para que no digan que no lo hicieron, pero de qué sirve si no generan una cultura de reutilización en sus clientes y no buscan una forma de recompensarlos”, opinó Cajiga.

Olascuaga subrayó que implementar esos programas con un enfoque múltiple puede ser una gran ventaja. “Preservar el medio ambiente es un punto que refleja cómo funciona la empresa en la sociedad”, dijo.

Según el informe GRI de Sony, los programas de reciclaje recolectaron 72 mil toneladas de productos electrónicos que ya no tenían vida útil en 2014, aunque no superaron el récord de 164 mil toneladas que establecieron en 2010, en parte —explica el documento—, porque los aparatos son cada vez más ligeros.

Entre esos programas, el directivo de Sony resaltó una iniciativa que acaban de lanzar en México para dar un descuento hasta de 5 mil pesos en la compra de una pantalla 4k a las personas que lleven a reciclar sus televisores viejos de cualquier marca, incluyendo los análogos, para evitar que sus componentes contaminen y asegurarse de que se destruyan de acuerdo con las normas ambientales. Además, los aparatos que sean funcionales serán donados a la Agencia de la ONU para los Refugiados.

En ese tipo de programas no solo se refleja la ética para el manejo correcto de los elementos tóxicos que contienen los productos, sino que también se genera un impacto positivo en el medio ambiente, propicia la concientización de sus clientes y brinda ayuda a una organización humanitaria internacional.

“Lo vemos como una oportunidad de seguir ofreciendo valor agregado a través de la innovación y las prácticas éticas”, concluyó Olascuaga.

Cifras

290 llamadas anónimas recibió Sony de empleados que reportaron anomalías en la empresa nipona

72 mil toneladas de aparatos recolectó la firma en el año fiscal 2014 para proteger el medio ambiente

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.