• Regístrate
Estás leyendo: La cultura vende
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 21:27 Hoy

La cultura vende

Muchos empresarios mexicanos fomentan la cultura y el turismo por medio del arte.


Publicidad
Publicidad

Desirée Cortés

En México, hay empresarios que han volcado sus esfuer­zos y fondos para abrir, colecciones, museos, o crear espacios para difundir la cultura. Si bien están los ya conocidos museos Soumaya y Jumex en la Ciudad de México, la familia Coppel tiene una colección de arte que viaja por toda la república y Banamex, institución financiera, impulsa varias casas de cultura.

Jardín botánico Culiacán

En este jardín se encuentra “Encounter”, obra del estadounidense James Turrell, un obser­vatorio en el que caben 30 personas y el cual modifica sus colores cada cierto tiempo. El lugar ha sido impulsado por Isabel y Agustín Coppel a través de la colección Coppel (CIAC), quienes también han llevado su acer­vo a diversos museos en México. El patrimo­nio de la familia incluye 1,600 piezas de arte contemporáneo y es una de las colecciones privadas más importantes del mundo.


Museo de Vidrio

Su misión es rescatar, preservar y difundir la historia del vidrio en México, así como promover la producción artística con él. En un principio este espacio en Monterrey fue impulsado por Roberto Sada, fundador y director de Grupo Cervecería Cuauhtémoc.

Museo Soumaya

Dedicado al resguardo, exposición, investi­gación y difusión de la colección de arte de la Fundación Carlos Slim A.C., el museo tiene más de 66,000 obras de 30 siglos de arte, incluyendo esculturas de la época pre­hispánica de mesoamérica, pintura mexica­na de los siglos XIX y XX, y un repertorio de obras de Auguste Rodin, Salvador Dalí, Bar­tolomé Esteban Murillo y Tintoretto.

Museo Jumex

El museo exhibe y promueve arte contem­poráneo nacional e internacional. Su acervo incluye obras de Gabriel Orozco, Carlos Amorales, Carl Andre, Francis Alÿs, Jeff Koons, Alexander Calder y más. La extensa colección pertenece a Eugenio López, colec­cionista de arte más importante de América Latina, con un acervo de más de 2,000 pie­zas y heredero de Jumex.

Centro Cultural Alfa

El Planetario Alfa fue uno de los pioneros en el concepto interactivo dentro de un museo de ciencia y tecnología en México, es la cuar­ta sala en el mundo y la primera en América Latina en adoptar el sistema de proyección hemisférica IMAX DOME. Fue creado por el Grupo Industrial Alfa e inaugurado el 11 de octubre de 1978.


Museo Amparo

Su finalidad es difundir la cultura a través de las artes plásticas, música, cine, literatu­ra y danza. Desde 1991 y exhibe su colección de arte prehispánico y virreinal, y del siglo XIX. Se creó en memoria de Amparo Rugar­cía de Espinosa, esposa del banquero y filán­tropo mexicano Manuel Espinosa Yglesias, a través de la Fundación Amparo por iniciativa de su hija Ángeles Espinosa Yglesias.

Palacio de Cultura Banamex, en CDMX

En el antiguo Palacio de Iturbide, en el cen­tro histórico, se exhibe la colección, que ini­ció Agustín Legorreta García, director gene­ral del banco alrededor de 1920, con 4,300 obras de arte. Abarca desde la época virreinal hasta el presente, con obras de Diego Rivera, Clemente Orozco, Frida Kahlo, Joaquín Clausell y Manuel Álvarez Bravo. Banamex también tiene casas de cultura en Durango, Guanajuato, Yucatán y un centro de textiles del mundo maya en Chiapas.

*Nota del Editor invitado:

Otro espacio que me­rece alabanza es Casa Wabi, diseñada por el japonés Tadao Ando en Puerto Escondido, y por inaugurarse el Centro Estatal de Conocimiento y las Artes en Durango. También se apunta la inauguración del MECA Museo-Espacio en Aguascalientes con la exposición inaugural de Jannis Kounellis, “Relám­pagos sobre México”. O el novísimo Museo Internacional Barroco en Puebla diseñado por el arquitecto japonés de vanguardia Toyo Ito.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.