• Regístrate
Estás leyendo: Jugo de naranja, en crisis por “hábitos saludables”
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 06:46 Hoy

Jugo de naranja, en crisis por “hábitos saludables”

No obstante el ajustado suministro e inventarios en su menor nivel en seis años, el precio futuro del extracto se niega a moverse.

Publicidad
Publicidad

Emiko Terazono

En la comedia clásica de Hollywood de 1983 De mendigo a millonario (Trading Places), que protagonizó Eddie Murphy, los malvados especuladores de materias primas, los hermanos Duke, tratan de acaparar el mercado de jugo de naranja. En la actualidad, tal vez no se tomarían la molestia de hacerlo.

A pesar de que los suministros son muy ajustados y los inventarios cayeron a su nivel más bajo en seis años, el precio de futuros del jugo de naranja se niega a moverse, opera a un rango estrecho de entre 1.10 a 1.60 dólares la libra.

El mercado se encogió en hombros ante los pronósticos, que incluyen una caída de 25 por ciento en la producción de jugo de naranja en Estados Unidos, y se enfocan en el cambio de los hábitos del consumidor y las débiles tendencias de consumo.

"Lo que vemos es que la demanda de jugo de naranja no crece", advirtió Gonzalo Ramírez Martiarena, director ejecutivo de Louis Dreyfus Company, la comercializadora agrícola y el principal proveedor de jugo de naranja, a principios de este año.

La demanda mundial —liderada por la Unión Europea y Estados Unidos— se encuentra en una caída constante, y el consumo disminuyó más de una quinta parte en comparación con hace una década, de acuerdo con el Departamento de Agricultura de EU.

La disminución del consumo de jugo de naranja se debe a que la gente se aleja de las bebidas llenas de azúcar y al aumento de la competencia de otros productos, una tendencia que provoca una alarma cada vez mayor dentro de la industria.

Como respuesta, los agricultores, los procesadores, las casas comerciales y las embotelladoras —entre ellas Coca-Cola y PepsiCo— trabajan con urgencia para encontrar la forma en que pueden adaptarse.

Dreyfus busca socios para tratar de aumentar su alcance y distribución, mientras que Cutrale, uno de los grupos de jugo más grandes de Brasil, compró la firma bananera estadunidense Chiquita a principios del año pasado para diversificar su negocio.

En años anteriores, los precios del jugo de naranja aumentaban debido a los ajustados pronósticos de la oferta, según los analistas, pero eso ya no ocurre más.

"La disminución de la demanda tiene al mercado más o menos bajo control", dice Jack Scoville de los agentes Price Futures Group de Chicago.

La disminución del apetito del consumidor por el jugo de naranja se remonta a principios del año 2000, cuando se popularizó la dieta Atkins, partidaria de un bajo consumo de carbohidratos y un alto consumo de proteínas. Los jugos de frutas, que tienen un nivel de azúcar relativamente alto, se encuentran entre los alimentos y bebidas de su lista negra.

"En la actualidad, la gente percibe que el jugo tiene demasiada azúcar", dice Ross Colbert, estratega global de bebidas de Rabobank. La tendencia hacia estilos de vida más saludables significa que los consumidores "prefieren comer fruta fresca o cruda al considerarla una mejor opción".

A los jugos de frutas les afectó el aumento de las opciones de bebidas no alcohólicas en los mercados desarrollados, ya que los consumidores cambian sus preferencias hacia jugos de alto precio, smoothies de frutas y mezclas de vegetales, al igual que bebidas más ligeras como el agua saborizada.

El agua de coco es otra bebida cuya demanda tiene un fuerte crecimiento, de acuerdo con Howard Telford, analista de Euromonitor. "Puedes consumirla después de hacer ejercicio", dice.

El cambio en los hábitos de la forma como se alimenta la gente en el desayuno es otro obstáculo. 100 por ciento del jugo de naranja en EU y Europa se relaciona generalmente con la comida en la mañana, el cambio en los estilos de vida hacia una actitud de "toma algo y llevárselo" en el primer alimento del día también afectó la demanda. "El jugo de naranja es un producto que se queda en la mesa del desayuno", dice Telford.

Los jugos de frutas como el de naranja y el de manzana todavía se utilizan como base para muchas bebidas mezcladas de frutas y verduras, pero los ejecutivos de la industria reconocen la necesidad que tiene los procesadores y las embotelladoras para buscar nuevos productos y de esta manera atraer a los jóvenes consumidores al jugo de naranja.

"La industria tiene que entender lo que quieren las jóvenes generaciones con el jugo de naranja", dice Adrian Isman, director de plataformas de jugo y merchandising de Dreyfus.

La casa comercial dice que está optimista sobre el panorama del jugo de naranja, y la empresa logró aumentar su participación en un mercado en declive.

La gran esperanza para el mercado del jugo de naranja está en los mercados emergentes donde hasta hace poco las opciones de bebida eran muy limitadas. Los ejecutivos de la industria esperan que la demanda en nuevos mercados como China, Brasil y África ayude al consumo.

"Si los consumidores chinos empiezan a beber un vaso de jugo al día, entonces la demanda se va a disparar", dice Ramírez.

Sin embargo, las dificultades económicas que afectan a los países en desarrollo serán una barrera para la demanda de jugo de naranja, ya que la diferencia de precio entre un jugo ciento por ciento de naranja y otras opciones, como concentrados en polvo o bebidas que incluyen jugo, todavía es grande.

También se espera que los consumidores de los mercados emergentes se pongan al día respecto a las preocupaciones sobre el azúcar. "Ese es un problema a largo plazo para el mercado mundial de jugos", dice Colbert.

El santo grial para la industria del jugo de naranja es encontrar la manera de reducir los carbohidratos sin sacrificar el sabor. Isman dice que los investigadores del sector buscan la manera de lograrlo y al mismo tiempo mantener asequibles los costos del producto terminado. Dice: "Producir jugo de naranja con menos carbohidratos es algo que todos tratamos de hacer".


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.