Juez ordena a gobierno frenar venta de 5 ingenios azucareros

La restricción para la subasta de los ingenios, que pertenecían al Consorcio Azucarero Escorpión Caze, se da luego de que un tribunal colegiado determinara la negativa a esta venta.
La producción de azúcar en Estados Unidos ha disminuido cerca de 2.6 % cada año
(Shutterstock)

Ciudad de México

Un juez de Distrito ordenó al gobierno federal frenar la subasta de los cinco ingenios azucareros que pertenecían al Consorcio Azucarero Escorpión Caze, luego de que un tribunal colegiado determinó que no se pueden vender los ingenios.

Santiago Montero, representante legal y abogado del empresario Enrique Molina, aseguró que con la suspensión definitiva “es ya un hecho que el SAE no puede proceder a dictar el fallo de la licitación pública y adjudicar los bienes a favor de los participantes en la licitación".

No se pueden vender estos bienes por orden judicial, explicó, pues la resolución tiene como efecto que no se dicte el fallo de la licitación pública que está llevando a cabo el SAE y esta suspensión surtirá efecto hasta en tanto se resuelva el juicio de amparo de la problemática original.

A principios de este año, el Segundo Tribunal Colegido en Materia Administrativa del Primer Circuito negó un amparo a Caze, resolución que provocó que el consorcio perdiera sus nueve ingenios, los cuales fueron desincorporados del régimen de dominio público de la Federación y se autorizó su enajenación a través del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE).

Los ingenios que alguna vez pertenecieron al empresario Enrique Molina son: Zacatepec, Casasano, Atencingo, Plan de San Luis,  Modelo, El Potrero, San Cristóbal, San Miguelito y La Providencia que en materia de producción representan un 22.3 por ciento del mercado azucarero.

En junio de este año, el SAE vendió cuatro de los nueve ingenios por más de 3 mil millones de pesos. Durante una subasta, el Grupo Impulsora Azucarera del Noroeste obtuvo el portafolio número uno, integrado por los ingenios de Atencingo y San Cristóbal, ya que ofreció pagar mil 974 millones de pesos.

Mientras que el Grupo Beta San Miguel ganó el portafolio número tres, conformado por los ingenios Casasano y Emiliano Zapata, al brindar mil 308 millones de pesos.

Sin embargo, el pasado martes, el Sexto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa resolvió que los cinco ingenios restantes no pueden ser vendidos.

Lo anterior, hasta que no se resuelva de manera definitiva la solicitud de reversión que presentó Caze en 2007, la cual le fue negada por la Sagarpa en 2013.

Con base en lo anterior, Martín Adolfo Santos Pérez, juez Tercero de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal otorgó la suspensión definitiva al mencionado consorcio, mismo a quien hace unas semanas le negó la suspensión provisional.

De acuerdo con el expediente 1995/2015, Caze interpuso un amparo contra las acciones que pretende ejecutar el director Ejecutivo de Comercialización de Activos Financieros y Empresas del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE). Ahora, el SAE cuenta con 10 días para impugnar el fallo.

De acuerdo con Montero, lo que sigue en este caso es que cada parte comparezca ante el juez de distrito para plantear sus argumentos y el juez tendrá que emitir un fallo con base en lo que se desahogue.