• Regístrate
Estás leyendo: John DeJoria, el pandillero que se reformó para ser millonario
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 21:40 Hoy

John DeJoria, el pandillero que se reformó para ser millonario

Luego de superar una infancia y adolescencia complicadas, ahora es dueño de dos grandes empresas: John Paul Mitchell Systems y The Patrón Spirits.
Publicidad
Publicidad

Si un multimillonario es protagonista de una historia que parece sacada de un cuento de fantasía o de la trama de una película taquillera al más puro estilo de Hollywood, ese es el estadunidense John Paul DeJoria.

El ahora dueño de la tequilera The Patrón Spirits Company, tuvo una infancia y adolescencia complicadas que lejos de llevarlo a lo más profundo de la depresión, lo impulsó para alcanzar la cima y convertirse en una de las personas más acaudaladas del mundo.

Del infierno al cielo

John Paul Jones DeJoria nació en el barrio Echo Park de Los Ángeles, California. De inicio, el camino no sería sencillo; para empezar era hijo de inmigrantes, padre italiano y madre griega, quienes por si fuera poco se separaron un par de años después.

El pequeño John, junto a su hermano mayor, quedó al cargo de su madre, quien aunque trabajó duramente no pudo ofrecerles una vida digna.

Consciente de la precariedad económica de su familia, John comenzó a trabajar desde los nueve años de edad vendiendo tarjetas de Navidad y periódicos.

Su aportación no fue suficiente, y su madre tomó la dura decisión de dejarlo a él y a su hermano en un albergue, con la esperanza de que el gobierno los acogiera y les diera la vida que ella no pudo facilitarles.

Como era de esperarse, John no lo tomó nada bien y durante su adolescencia escogió el camino incorrecto: convertirse en pandillero.

Él mismo ha contado en múltiples ocasiones que quien lo ayudó a salir de ese ambiente fue su profesor de matemáticas, quien frecuentemente lo molestaba por su rebeldía.

Un buen día, recordó, le dijo: “¡Nunca jamás tendrás éxito en la vida, nunca servirás para nada!”. Palabras que resonaron fuerte en su cabeza y lo impulsaron a cambiar.

Decidido a demostrar a su profesor, a la sociedad y a él mismo que podía sobresalir, se refugió en sus estudios y terminó la universidad; sin embargo, una vez graduado la vida le volvió a dar la espalda, pues a falta de trabajo se vio obligado a vivir por un tiempo en su carro.

DeJoria aguantó esa mala etapa de su vida y en un golpe de suerte ingresó a trabajar en los Laboratorios Redken, que en ese tiempo era el principal fabricante de productos para peluquería en Estados Unidos. 

Eso cambió su destino.

En esa empresa aprendió todo sobre producción, por lo que decidió aventurarse con un préstamos de 700 dólares y fundar su propia compañía. Era 1980, y por fin se hizo dueño de su propio destino.

El resultado fue la creación de la empresa John Paul Mitchell Systems, la cual con dedicación y esfuerzo convirtió en lo que es hoy en día: una de las mayores productoras mundiales de champú.

Patrón del tequila

Ya posicionado como uno de los grandes millonarios gracias a que su empresa registraba ventas anuales que superaban los mil millones de dólares, DeJoria se enfocó en el altruismo y en la defensa del medio ambiente, de hecho, tiene prohibido que sus productos se prueben en animales.

Con la intención de diversificar sus inversiones, a comienzos de la década pasada decidió adquirir Patrón, una de las tequileras más antiguas de México. Por su puesto, la operación causó revuelo porque un estadunidense se estaba apropiando de uno de los productos mexicanos icónicos.

Su estrategia, por medio de The Patrón Spirits Company, fue darle un toque de exclusividad al tequila y exportarlo a Estados Unidos, donde inmediatamente tuvo éxito y a la fecha vende más de 2 millones de cajas al año.

Al adueñarse de la empresa tequilera mexicana y con su empresa de productos de belleza, John Paul DeJoria ha amasado, según Forbes, una fortuna de 3 mil 300 millones de dólares.

Difícil
A los nueve años de edad fue abandonado por su madre en un orfanato del gobierno de EU, lo que marcó su vida. 

Éxito

Su empresa John Paul Mitchell Systems es de las mayores productoras de champú en todo el mundo. 

Reino

Este empresario estadunidense ha conseguido amasar una fortuna de 3 mil 300 millones de dólares. .

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.