Lo difícil de emprender es acceder a la información: Jack Andraka

Durante su participación en el festival de emprendimiento INCMty, el joven criticó que un artículo científico cueste 35 dólares, lo cual consideró un privilegio para unos pocos. 

Monterrey

Para el joven emprendedor Jack Andraka, lo más difícil de emprender no es acceder a recursos u obtener apoyo de especialistas, sino acceder a información científica que pueda ayudar a impulsar o sostener las innovaciones.

Durante su participación en la inauguración del festival de emprendimiento INCMty del Tecnológico de Monterrey, Andraka explicó que acceder a información científica puede ser un privilegio que tienen sólo los ricos, y quienes han sido beneficiados al poder estudiar en las grandes y más prestigiosas universidades.

"Pensarían que es muy difícil obtener financiamiento, o tal vez el trabajo de investigación es muy aburrido, pero el mayor reto que tuve en este viaje no fue tener acceso a los laboratorios o el dinero; fue el acceso al conocimiento. La gran mayoría de los artículos científicos, el 99 por ciento de estos, están detrás de esto que llamamos 'pared de pintura'.

"Cuando quieres acceder a un artículo, tienes que pagar al menos 35 dólares por artículo, y crece mucho más dependiendo de la información. Casi se vuelve imposible acceder a la investigación científica", argumentó.

Andraka es un emprendedor que destacó a sus 14 años al descubrir una manera de detectar cáncer de páncreas, ovarios y pulmones a temprana etapa y con un gasto muy reducido, inspirado por la muerte de una persona cercana a su familia y tras buscar información sobre la enfermedad en sitios web como Google y Wikipedia.

El joven explicó ante los asistentes del INCMty que no es posible que la comunidad científica, las autoridades de los países, y las universidades pidan que los niños se interesen por la ciencia, cuando acceder a ella es tan complicado y tan caro.

"Cuando una canción de Katy Perry cuesta 99 centavos de dolar, y un artículo científico cuesta 35 dólares, eso te explica porque sucede esto. Y no sólo impactan a chicos de 15 años o a investigadores; es un problema que afecta a todos", consideró.

Recientemente, la Universidad de Harvard en Estados Unidos dio a conocer a sus estudiantes que ya no podría pagar los derechos para acceder a investigaciones científicas debido a lo caro que era desembolsar las cantidades de dinero por año.

Entonces, lamentó Andraka, que ni siquiera una universidad tan grande e importante como Harvard ni siquiera pueda acceder a estos artículos.

"Creamos una pirámide muy rígida de conocimiento; en lo más alto del conocimiento están los millonarios, las instituciones que pueden acceder a los artículos, pero aún entre estos se está reduciendo el acceso al conocimiento; abajo están las escuelas públicas que no tienen la liquidez para pagarlos. Estamos discriminando el acceso a la información basado en lo que tú o tu universidad tienen.

"Y abajo está la clase media, como nosotros, que podemos encontrar algunos artículos que están públicos en internet (pero son sólo el 10 por ciento), y abajo está la clase más baja. Millones de personas que ni siquiera pueden acceder a internet y viven en pobreza de conocimiento", explicó.

Es decir, sólo un pequeño porcentaje de la población mundial tiene acceso al conocimiento. Según cálculos de Andraka, bajo esta distribución sólo 40 personas de la población total de la Ciudad de México tendrían acceso al conocimiento científico.

PZVB