• Regístrate
Estás leyendo: Inversores auguran el fin de la era dorada del iPhone
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 18:41 Hoy

Inversores auguran el fin de la era dorada del iPhone

Apple registró un resultado más débil al esperado para el primer trimestre del año, y emitió una proyección pesimista para el segundo.

Publicidad
Publicidad

Este año los inversionistas de Apple ya se preparaban para un fuerte descenso en un trimestre que puede llevar a la primera caída de ventas para el iPhone.

Sin embargo, ahora tendrán que acostumbrarse a la idea de que la fuerte caída se mantendrá al menos durante dos trimestres. Y mientras más batalle Apple para revivir la suerte de su producto dominante, aumentará la preocupación de que los días de gloria del crecimiento del iPhone quedaron atrás.

La profundidad de la caída del negocio central de smartphones de Apple quedó clara el martes, ya que la compañía registró resultados más débiles de los que se esperaban para el primer trimestre de este año y emitió una proyección pesimista para el segundo.

En lugar de iniciar una recuperación constante en el trimestre actual, las ventas de unidades del iPhone pueden estar en camino de tener una caída aún más grande que la que tuvieron los primeros tres meses del año, cuando bajó 16 por ciento en su comparación año con año.

No importa que los ejecutivos de Apple insistan en que la debilidad de la proyección en parte se debe al resultado de un ajuste de inventarios de 2 mil millones de dólares (mdd) que oculta la probable fortaleza de la demanda del consumidor. Con una proyección de ingresos de Apple de solo entre 41 mil y 43 mil mdd para el trimestre que termina en junio, se encuentra muy por debajo de las expectativas de Wall Street de 47 mil mdd, lo que dio escalofríos en el mercado, por lo que se redujo 8 por ciento el precio de las acciones de la compañía en las operaciones después del cierre de la sesión bursátil.

Las cifras destacan lo que ya era evidente, Apple vive a la sombra de su éxito pasado. El aumento en las ventas después del lanzamiento del iPhone 6, que empezó en septiembre de 2014, dejó una fuerte resaca. Y mientras más tiempo pasa, hay más presión para que Apple demuestre que puede desatar nuevas emociones para una línea de productos que envejece, como es la de los smartphones cuando llegue el momento de presentar el iPhone 7 a finales de este año.

“Llegamos a un estancamiento en la innovación”, dijo Geoff Blaber, analista de CC Insight. “El iPhone no puede crecer indefinidamente”. El mayor reto que tiene Apple, agregó, es satisfacer las expectativas desproporcionadas que genera su propio éxito anterior.

De acuerdo con los ejecutivos de Apple, no hay nada nuevo en el ciclo actual de producto del iPhone, incluso si el retroceso se ve más grande.

La pausa es muy parecida a la que se vio hace dos años, dijo Tim Cook, director ejecutivo. Entonces, como actualmente, Apple continuó con un importante replanteamiento del iPhone con un año en el que produjo pocos cambios. En todo caso, la tasa de actualizaciones de los clientes de iPhone es mejor de la que era en ese tiempo y el panorama subyacente se mantiene saludable, insistió en una conferencia con analistas después del anuncio de resultados.

Cook también le restó importancia a las insinuaciones de que Apple pasa de ser una empresa en crecimiento a una madura. Cuando se le preguntó si la desaceleración significa que es tiempo de replantear la posición de la compañía en el mundo de la tecnología, respondió: “Esto también va a pasar”.

Pero hay suficientes indicios de que los últimos resultados harán que los inversores lo piensen dos veces.

Uno fue la caída del segmento de Apple en la región de la gran China, hasta hace poco su fuente de crecimiento más sólida. Aunque representa únicamente 25 por ciento de las ventas totales, la región fue responsable de 60 por ciento de la caída de los ingresos en el primer trimestre. Sin embargo, de acuerdo con Cook, China continental fue más robusta de lo que sugieren las cifras, ya que la demanda final solo cayó 5 por ciento después de un ajuste de inventarios. La mayor caída regional, agregó, se debe a las menores ventas en Hong Kong, como resultado de la disminución de las compras de los turistas.

Una fuerte caída en los precios de los iPhone en general también se sumó la inquietud de Wall Street. Los clientes muestran preferencia para modelos más antiguos y baratos en lugar del último teléfono insignia, el precio promedio de venta cayó 49 dólares en comparación con los tres meses anteriores, a 642 dólares.

Se espera que la fijación de precios tenga más presión en el trimestre actual, después del lanzamiento del iPhone SE, un teléfono más barato con una pantalla más pequeña, de cuatro pulgadas, que se diseñó para aumentar el alcance de Apple a más áreas del mercado de smartphones.

Si las ventas del iPhone caen este año, entonces no hay muchas cosas que puedan hacer una diferencia. Los otros productos de hardware de Apple también tuvieron malos resultados en el último periodo. La caída del iPad continuó, las ventas en unidades bajaron 19 por ciento en comparación con el año anterior, mientras que una reducción a la mitad de los ingresos de los “otros productos” de la compañía en comparación con los tres meses anteriores da una señal de la gran caída de ventas del Apple Watch.

En una confirmación aparente, Cook dijo que las ventas del Watch tomaban la forma de que van a ser estacionales, como alguna vez fueron las del iPad, que produce 40 por ciento de sus ventas anuales en el último trimestre del año. Incluso las ventas de la Mac, que se mantuvieron durante la caída general de la demanda de las PC, registró un descenso y las ventas de unidades bajaron 12 por ciento.

En medio del retroceso general, el segmento de servicios de Apple quedó como el único espacio brillante. Hace tres meses, la mayoría de los analistas prestaron poca atención cuando Apple trató de llamar la atención sobre el potencial de su división de servicios, y en su lugar eligieron verlo como una señal de que la empresa trata de desviar la atención de la caída del iPhone.

Al tener en cuenta que todavía representa dos terceras partes de las ventas y tiene ese tipo de cambios tan violentos, lo más probable es que el iPhone domine la atención de Wall Street en los años por venir.

EL DATO

8%

Caída en los títulos de Apple tras conocerse la proyección de ingresos para el segundo trimestre, de hasta 43 mil mdd.

49 dólares

Baja en el precio del iPhone en el el segundo trimestre; en enero el teléfono costaba 642 dólares.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.