• Regístrate
Estás leyendo: Inversionistas cambian a los humanos por algoritmos
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 12:17 Hoy

Inversionistas cambian a los humanos por algoritmos

Los fondos de cobertura que utilizan la llamada inversión “cuantitativa” han desplazado a sus competidores tradicionales y tienen grandes crecimientos.

Publicidad
Publicidad

Un día, el año pasado, el inversionista multimillonario Steven Cohen envió en un correo electrónico una breve pregunta a uno de sus nuevos directivos, el ex ejecutivo de Bridgewater, Matthew Granade. El tema del asunto decía: “¿Has escuchado de Quantopian?”.

Lo que ocurrió es que Granade se sentó en el consejo de la startup con sede en Boston, que ofrece a los informáticos, matemáticos e ingenieros de datos independientes una plataforma para diseñar, probar y ejecutar algoritmos automáticos de operaciones financieras. El año pasado, Quantopian comenzó a asignar dinero a un pequeño grupo de los mejores, para un fondo de cobertura embrionario crowdsourced (de colaboración masiva).

Una vez que Granade le dio a su jefe un rápido resumen de la compañía, Cohen dijo: “Suena genial. Hay que traerlos aquí”.

La reunión dio frutos. La semana pasada, Cohen anunció no solo que va a invertir 2 millones de dólares (mdd), de su división de capital de riesgo en la compañía, sino que también va a entregar hasta 250 millones de dólares a los operadores algorítmicos independientes de Quantopian para que jueguen con él.

La medida también destaca una de las tendencias más grandes en el sector de fondos de cobertura, el creciente interés en la llamada inversión “cuantitativa”, donde las operaciones financieras son impulsadas por sofisticados algoritmos informáticos en lugar de por humanos.

Point72 Asset Management de Cohen ya tiene una unidad que funciona con algoritmos, Cubist Systematic Strategies, y un grupo de “grandes datos” de nombre Aperio, pero el capital que va a manejar Quantopian le da acceso a la oficina familiar a ideas y personas “en los cuatro rincones del mundo”.

La inversión cuantitativa existe desde hace décadas, y algunos de los miembros más rentables de la industria de fondos de cobertura se alimentan de computadoras que analizan los mercados en busca de patrones, en lugar de operadores humanos.

La industria cuantitativa sufrió de un pequeño revés en el verano de 2007, cuando les fue mal a muchas estrategias populares y ocasionaron graves pérdidas a los inversionistas, pero la mayoría se recuperó rápidamente.

Muchos de los fondos de cobertura con más conocimiento de la tecnología demostraron ser los más expertos en los años posteriores a la crisis financiera, mientras que el deterioro de la capacidad de los fondos de cobertura tradicionales para superar al mercado le dio más brillo a la atracción que sienten los inversionistas por los cuantitativos.

Ese tipo de fondos están en su séptimo año consecutivo con un crecimiento en las entradas de clientes, de 408 mil mdd en 2009 a 879 mil mdd este año, según los datos de Hedge Fund Research. A pesar de que muchos fondos de cobertura sufrieron pérdidas de clientes en los últimos trimestres, los que están computarizados en general siguen atrayendo dinero.

Como resultado, más fondos que están fuera del universo cuantitativo tradicional son los que contratan a los expertos informáticos, renuevan su tecnología, y aprovechan las nuevas fuentes de grandes datos y análisis, como Kensho, que automatiza la investigación que anteriormente tenía un peso mucho mayor de seres humanos, o la firma de investigación 1010data, y el proveedor de datos de tarjetas de crédito, Yodlee.

Los bancos también responden a la creciente demanda de información. El equipo de introducción de capital de JPMorgan, que canaliza el dinero de los inversionistas a los gestores de fondo, contrató a dos personas para que se enfoquen en los análisis, y agregó datos a su informe semanal de fondos de cobertura, que incluye qué valores fueron los más “abarrotados”, una gran preocupación dentro de la industria.

Si bien en este momento se considera a las estrategias cuantitativas como de moda, “es difícil incursionar y tener éxito”, dice Andrew Fishman, presidente de Schonfeld Strategic Advisors, cuya unidad Quantbot tiene 3 mil mdd de exposición al mercado.

Quantopian espera con el tiempo poder ir hombro con hombro con los grandes del sector de fondos de cobertura cuantitativos; la acumulación de la inteligencia de sus más de 80 mil miembros de 180 países pueden darle esa ventaja.

A principio de este año, la compañía contrató a Jonathan Larkin, ex operador de Millennium Management y Bluecrest, como su director de inversiones, para ayudar a darle un brillo institucional a este grupo diverso de informáticos independientes. “Quantopian es lo que los fondos de cobertura eran al principio, diversos, contrarios, innovadores, y diferentes”, dijo Larkin a The Financial Times en esa ocasión.

La tesis central de Quantopian es que la mayor ventaja para los fondos cuantitativos ya no se encuentra en el hardware, sino en la gente, y expertos computacionales de alto nivel y expertos en tecnología son cada vez más escasos.

Al darle a miles de independientes una plataforma de colaboración para codificar algoritmos de operaciones financieras, esperan que con el tiempo puedan competir con las brigadas de informáticos y físicos nucleares que ocupan puestos en los tradicionales pesos pesados.

“El enfoque de gestión de talento de la industria es anticuado”, dijo John Fawcett, fundador de Quantopian. “La necesidad de talento es tan grande que no podemos producir suficiente rápidamente. Hay muchas personas muy brillantes para desarrollar estas estrategias, pero que no quieren dedicar sus vidas a las inversiones”.

Equilibrio

Quantopian dice que la mayor ventaja para los fondos cuantitativos no es el hardware, sino los expertos computacionales.

Revés

En 2007 los fondos de inversión cuantitativa sufrieron fuertes pérdidas, pero se recuperaron rápidamente.

Escasez

La necesidad de talento no se logra cubrir; muchos especialistas en computación no se interesan en el sector financiero.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.