“En inversiones, haremos en cuatro años lo que antes nos tomó 15”

Desde que llegó a México, en 1998, la empresa española ha participado en la producción de hasta 14 por ciento de la electricidad del país. Y ahora, dicen sus directivos, van por más. En los ...
El ejecutivo participó en el Symposium Realidad Energética 2014, organizado por Grupo MILENIO en Tampico.
El ejecutivo participó en el Symposium Realidad Energética 2014, organizado por Grupo MILENIO en Tampico. (Juan Carlos Bautista)

México

Con casi 16 años de operación en México y seguro de la posición que ocupa en el mercado, Eduardo Andrade no vacila en afirmar que Iberdrola es un jugador de peso en la industria eléctrica. Y como tal, el gigante español se ha posicionado en México como el mayor proveedor privado en generación, con 5 mil 200 megavatios instalados.

Andrade, director corporativo de Iberdrola en México, dice en entrevista con MILENIO que sus intenciones son serias.  Y lo demuestra con su anuncio de invertir hasta 5 mil millones de dólares en un periodo de cuatro años.

La firma registra en promedio ventas anuales de 45 mil 291 millones de dólares, tiene un valor en activos de 127 mil millones de dólares y es el primer productor mundial de energía eólica.

Como el mayor privado generador de energía en México y de frente  al interés de muchas otras empresas en el sector eléctrico, ¿cuál es su estratégica para seguir como líder?

Bueno, cuando las empresas se enteren de que no es un negocio sencillo vamos a ver cuántas siguen interesadas, porque es un asunto de relojería absoluta, requiere de grandes cantidades de capital, de compromisos de consumo de gas natural y de respaldo financiero.

“Cuando vean que no es tan rentable como parece, porque van a bajar las tarifas y aumentará el precio del gas natural, se darán cuenta que probablemente no es el negocio que pensaban; entonces vamos a ver si siguen invirtiendo o no.

“Lo que estoy seguro es que Iberdrola sabe hacer negocio en entornos complejos de competencia profunda y vamos a estar aquí, el que quiera competir, pues que se prepare bien, porque nosotros vamos a ser más competitivos.”

¿Cuál es su visión de largo plazo en los mercados de Latinoamérica donde ya están?

México va a ser un país que crezca, crezca y crezca, donde habrá un mejor suministro de energía eléctrica, que contribuirá a que las empresas sean más competitivas, con lo cual puede haber mayor cantidad de trabajos. Es un país preferible para Iberdrola, a corto y largo plazos.

Los escucho muy entusiasmados con la reforma energética que traerá crecimiento, pero, ¿qué pasa si ésta se prolonga y sigue influyendo en la economía de manera negativa?

No puedo especular, creo que las condiciones de seguridad del país van a mejorar, confiamos en que eso va a pasar y es el entorno en el que nos inscribimos en México, es lo que deseamos todos; que esas medidas (las reformas estructurales) contribuyan al crecimiento económico, que a la par reviertan la inseguridad.

¿Ven una claridad en las reglas para la industria eléctrica? Muchos empresarios comentan que tienen detenidas inversiones y proyectos por una falta de certeza en éstas.

No las ven claras porque no tienen experiencia en otros países, pero es algo que nosotros sí, y vemos el camino hacia donde se dirigen las reglas y entendemos que esto va a ser claro en su momento, por lo tanto, no especulamos; estamos comprometidos con México, no necesitamos esperar a que las reglas estén puestas, estamos invirtiendo desde antes, en el ínter y en el futuro.

“El marco regulatorio en el país ya era estable para las privadas, ahora mejorable y estable con otras reglas de juego, pero nada más.”

¿Han prometido hasta 5 mil millones de dólares de inversión?

Sí, son hasta 5 mil millones de dólares de aquí a 2018, pero es un asunto de competencia y no hay cómo garantizarlo, hay que ser serios sobre el número y es una cifra que decidimos que sí se puede comprometer.

Esa inversión, en comparación con años anteriores, ¿qué tan importante es, cuánto crece?

Estamos hablando de hacer en cuatro años lo que casi hemos hecho en 15, porque el país es otro y requiere más inversión que antes, desde 1998 que llegamos hemos producido 14 por ciento de la electricidad en el país.

¿Ese crecimiento acelerado tiene mucho que ver con la reforma energética?

Claro, es producto de la reforma energética, de un trabajo genérico que se hace en el país, en el cual se crean condiciones para que la inversión productiva llegue, lo que hará más competido el sector eléctrico; solo empresas dispuestas y conocedoras van a poder entrar a México.

“Todas esas empresas que ven grandes márgenes no se han dado cuenta de lo que viene. El día que a la Comisión Federal de Electricidad se le ponga a competir va a ser un jugador fenomenal, feroz, y será en beneficio de todos, porque se traduce en tarifas menores.”

¿Iberdrola piensa ponerse al tú por tú con la CFE?

Las reglas dirán cómo hay que competir, lo que se está haciendo con la CFE en estos momentos es ponerla en condiciones para hacerlo. No es una cuestión de enfrentarse con un gigante, es de hacer las cosas bien; va a ser una competencia económica, no de tipo box, donde tienes que pegar para ganar, simplemente ahora el consumidor elegirá el mejor suministro.

¿Para esa competencia han pensando en alguna asociación?

No, no la necesitamos, en realidad tenemos la solidez financiera para nadar solos; lo que tomamos en consideración en países como México es que hubiera algunos industriales con algunas cargas eléctricas que requirieran ser atendidas, donde pudiéramos asociarnos para convertir la cogeneración es un campo especialmente factible.