En dos años se triplicó la inversión extranjera: Peña

El Presidente asegura que la confianza está sustentada en la mano de obra calificada, la paz laboral y otras ventajas competitivas del país; Toyota detalla plan de su planta en Guanajuato.
El mandatario con Jim Lentz, de Toyota Norteamérica (a su derecha), y el titular de Economía, Ildefonso Guajardo.
El mandatario con Jim Lentz, de Toyota Norteamérica (a su derecha), y el titular de Economía, Ildefonso Guajardo. (Especial)

México

La inversión que realiza la industria automotriz reafirma la confianza que existe en México, ya que es un destino confiable por su mano de obra calificada, paz laboral y ventajas competitivas, aseguró el presidente Enrique Peña Nieto, quien precisó que la llegada de capitales extranjeros se triplicaron en dos años.

Durante el anuncio de la nueva planta de ensamble automotriz de Toyota México, con una inversión de mil millones de dólares, Peña Nieto señaló que la decisión de invertir en el país "no es casual ni fortuita", sino a partir de un análisis, profundo y serio.

"(Esto) proyecta a México como un destino para inversiones confiable" dijo el Presidente. "Parte de un análisis de advertir que en nuestro país hay mano de obra calificada, hay un clima de paz laboral y tenemos varias ventajas competitivas".

Peña Nieto indicó que, de acuerdo con cifras del IMSS, en el primer trimestre del año se generaron 298 mil 600 de empleos, es decir, 42 mil puestos de trabajo más de los registrados el año pasado y 79 mil 500 más respecto de 2013.

"Son buenas cifras, son buenos números, son buenos indicadores que hablan de cómo nuestra economía está teniendo un mejor dinamismo y cómo también se acrecienta la confianza que México proyecta al mundo para atraer inversiones y para seguir invirtiendo en nuestro país", resaltó.

Destacó que la actividad económica va por buen camino, lo cual se refleja en tres puntos importantes: primero, la información que ha brindado la Antad, pues de enero a marzo de 2015 las ventas han crecido 5 por ciento; en segundo lugar, la colocación de un bono en el mercado de euros a 100 años, y el tercero, la creación de empleos en el país.

Peña Nieto presidió en la residencia oficial de Los Pinos el anuncio de inversión de Toyota México, que destinará mil millones de dólares para una nueva planta de manufactura en Guanajuato.

En el acto participaron el presidente de Toyota Norteamérica, Jim Lentz; el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez.

Ante ellos, Peña Nieto dijo que en lo que va de su administración la inversión extranjera directa se incrementó de 2013 a 2014, al captar más de 66 mil millones de dólares; 24 mil millones de dólares más que en 2011 y 2012.

Por su parte, Guajardo dijo que México suma inversiones por 20 mil millones de dólares en el sector automotriz, con lo que apunta a ser en 2020 el quinto productor mundial para superar a India y Corea.

En este sentido, el titular de Economía dijo que "este es el mejor momento para invertir en México", especialmente en la industria automotriz, pues vive uno de los momentos de expansión más importantes de la historia.

"De aquí a 2019 se habrá ampliado la capacidad de producción en cinco plantas en México y con cinco nuevas operaciones, lo que permitirá que nuestro país pase de una producción de 3.2 millones de autos en 2014 a una de 5 millones en 2020.

La industria automotriz en México genera 2.8 por ciento del producto interno bruto y desde 2009 ha registrado un crecimiento sostenido en la producción, exportación y venta de vehículos. Solo en 2014 la producción de automóviles en el país fue de 3.39 millones de unidades, con un crecimiento de 10.3 por ciento comparado con el año anterior.

Asimismo, las exportaciones automotrices fueron cuatro veces superiores a las petroleras en el primer bimestre de 2015, periodo en el que la industria exportó 16 mil 88 millones de dólares y empleó a 695 mil 648 personas.

Toyota Motor Corporation es el primer productor de vehículos en el mundo y tras su instalación de ensamble en Tijuana, Baja California, en 2004, y su proyecto de coinversión con Mazda en Salamanca, Guanajuato, con 100 millones de dólares para la fabricación de 50 mil vehículos anuales, ha decidido entrar al mercado mexicano de una manera más decisiva.

México es hoja en blanco

En una conferencia de prensa por parte de ejecutivos de la firma japonesa, Jim Lenz, que preside Toyota Motor América del Norte, dijo que a partir de 2019 la marca producirá el automóvil de pasajeros más vendido en el mundo, Corolla, en Apaseo el Grande, Guanajuato.

Será la planta número 15 de Toyota en Norteamérica, se crearán 2 mil empleos y tendrá capacidad de producir más de 200 mil vehículos al año.

Apuntó que esta planta es especial porque es la primera en el mundo diseñada a partir de la Nueva Arquitectura Global de Toyota (TNGA, por sus siglas en inglés), un modelo de fabricación que se define como una iniciativa para incrementar el desempeño de los vehículos, optimizar la libertad de diseño y estandarizar autopartes de distintos modelos.

Mike Bafan, presidente de Toyota Motor Manufacturing de Baja California y líder del proyecto para instalar la planta en México, explicó que hace tres años Toyota puso una pausa a sus planes de expansión y creó una estrategia global, la cual responderá a las necesidades de la empresa en los próximos años.

Por ello, afirmó, el país fue seleccionado como la primera planta en el mundo para introducir el nuevo sistema de producción TNGA, debido a que fue considerado como una "hoja en blanco" para su inversión, no solo por el costo de producción, sino porque el ambiente en México es muy saludable; esto le dará un ambiente saludable para el crecimiento de la manufactura en Norteamérica.

Explicó que tuvieron tres años para realizar sus planes de expansión y viabilidad en Guanajuato, por los incentivos del gobierno local, pero también se consideró que en este estado se localiza la base de proveedores, los sistemas de logística, la fuerza laboral y la infraestructura, además de la autoridad siempre fue profesional y seria.

Con la nueva estrategia, Toyota prevé, por ejemplo, que la fabricación de autos compactos, como el Corolla, se ubique en la parte sur de Norteamérica, como Misisipi y México; esto, agregó, hace sentido si se considera la logística; tiene sentido tener plantas juntas e integradas, coordinadas con la misma base de proveedores, entonces la empresa gana tiempo y es eficiente.