La inversión fija bruta descendió 5.4%: INEGI

Las menores expectativas de crecimiento de la economía han provocado que empresas privadas posterguen diversos proyectos, señalan analistas Banorte-Ixe Casa de Bolsa.
Con reformas inversiones se irán a otros lados.
Archivo (Especial.)

México

En agosto, la inversión fija bruta, que representa los gastos realizados en maquinaria y equipo de origen nacional e importado y que tienen que ver con la construcción y la actividad productiva en general, registró una caída de 5.4 por ciento en términos reales, con respecto al mismo mes de 2012. Éste es el retroceso más alto desde enero de 2010, de acuerdo con las cifras dadas a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Dicho resultado se debió a la disminución en todos los componentes de la inversión fija, pues los gastos de equipo construcción descendieron 5.7 por ciento, y los gastos en maquinaria y equipo total retrocedieron 4.9 por ciento.

Al respecto, analistas de Banorte-Ixe Casa de Bolsa indicaron que la caída anual mostrada en la inversión fija estuvo en línea con el 5 por ciento que habían estimado, pero fue superior al 3 por ciento proyectado por el consenso del mercado, y consideran que las cifras de inversión privada continuarán mostrando una tendencia de baja durante el tercer y cuarto trimestre de 2013.

En particular, porque las menores expectativas de crecimiento para la economía mexicana han motivado a la mayoría de las empresas privadas a postergar sus proyectos de inversión, particularmente en el sector de construcción; sin embargo, es probable que la inversión pública presente un mayor dinamismo durante el cuarto trimestre del año, dado que el gasto de gobierno ha empezado a recuperarse, explicó Banorte-Ixe.

Específicamente, la contracción en los gastos de construcción fue producto de una menor generación de obras de edificación no residencial, con una contracción de 6.8 por ciento debido a la disminución de obras de construcción de carreteras, puentes y similares; edificación de inmuebles comerciales y de servicios; obras de urbanización; naves y plantas industriales; obras para el tratamiento, distribución y suministro de agua y drenaje, y de obras de generación y conducción de energía eléctrica, básicamente.

Asimismo, se observó que la construcción residencial, aquella que considera la edificación de viviendas unifamiliar y multifamiliar, mostró un retroceso de 4.2 por ciento.

Con respecto a la disminución de la inversión en maquinaria y equipo total, la caída en la compras de origen importado, que descendieron 6.9 por ciento, fue consecuencia de menores adquisiciones de equipo de transporte como aeronaves y sus partes; vehículos terrestres y sus partes, y vehículos y material para vías férreas.

Así como de menores inversiones de maquinaria y equipo, como máquinas y material eléctrico; manufacturas de fundición de hierro y acero; muebles; caucho y sus manufacturas, y aparatos de relojería y sus partes, principalmente.

Por su parte, la disminución en los gastos en maquinaria y equipo de origen nacional, que retrocedieron 0.6 por ciento, se debió al decremento de las adquisiciones de equipo de transporte como camiones y tractocamiones; carrocerías y remolques, y equipo ferroviario; así como los de maquinaria y equipo relacionados con los muebles.

De igual manera, se presentaron menores adquisiciones de equipo y aparatos de distribución de energía eléctrica; maquinaria y equipo para la construcción; “otros productos metálicos”; maquinaria y equipo agrícola, y maquinaria y equipo para la industria extractiva, entre otras.

Con cifras desestacionalizadas, la inversión fija bruta se redujo 1.35 por ciento en agosto, con relación a julio. De manera acumulada, la inversión fija presentó un descenso de 0.9 por ciento durante los primeros ocho meses del presente año, con relación al mismo lapso de 2012.

:CLAVES

EXPECTATIVAS

Grupo Financiero Ve por Más (Bx+) considera que Banxico emitió un mensaje claro a los mercados sobre su postura monetaria para los siguientes meses, pues cerró la puerta a mayores recortes, ya que espera que la actividad económica mejore debido a las políticas fiscal y monetaria. Un mayor recorte implicaría una tasa real negativa que generaría riesgos para la estabilidad financiera, afirma.

”No se observan indicios claros del fortalecimiento del consumo, ni de la inversión”, que junto con el sector de la construcción continúan mostrando signos de debilidad, reveló la Junta de Gobierno del Banco de México.




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]