EU autoriza intercambio de crudo con México

Pemex destacó que este acuerdo, para cambiar crudo pesado por crudo ligero, permitirá una mayor producción de gasolinas y diésel y reducir los costos de transporte de materias primas.
La posible importación de crudo permitirá optimizar el proceso de gasolinas
La importación de crudo permitirá optimizar el proceso de gasolinas (Claudia Guadarrama)

Massachusetts

El gobierno estadunidense aprobó un intercambio limitado de crudo con México, con lo que flexibilizó aún más una antigua prohibición en Estados Unidos a las exportaciones petroleras que los republicanos y los productores locales de hidrocarburos desean desaparezca.

Petróleos Mexicanos (Pemex) pretende importar unos 100 mil barriles diarios de crudo ligero y propuso el año pasado un acuerdo para cambiar su crudo pesado por crudo estadunidense más ligero.

Pemex dijo se congratuló por el acuerdo y dijo que la importación de crudo ligero permitirá mezclarlo con petróleo pesado y mejorar así el proceso de elaboración de combustibles en las refinerías de Salamanca, Tula y Salina Cruz.

La empresa petrolera explicó que estas refinerías están configuradas para procesar crudo ligero, lo que afecta su rendimiento industrial y deja a Pemex altos remanentes de combustóleo que resulta difícil de colocar a buen precio internacional, ya que México produce mayormente petróleo crudo pesado.

Destacó que este acuerdo permitirá una mayor producción de gasolinas y diésel, menos volumen de combustóleo y se dispondrá de mejor calidad de combustibles en beneficio del medio ambiente y agregó que permitirá aprovechar sinergias logísticas, con lo que se logrará reducir los costos de transporte de las materias primas.

La aprobación de las solicitudes de licencia para el canje de cantidades similares de crudo entre Estados Unidos y México dependerá del Departamento de Comercio, dijo un funcionario de alto rango del gobierno de Barack Obama.

El funcionario no precisó si se autorizaría el canje de los 100 mil barriles solicitados por México.

Aunque el Departamento de Comercio rechazó simultáneamente otras solicitudes relacionadas con exportaciones de crudo que violan la prohibición, permitir el canje con México constituye un cambio importante y un nuevo indicio de que el gobierno de Obama podría estar dispuesto a flexibilizar el impedimento.

Los intercambios de crudo son uno de un reducido número de exenciones permitidas dentro de la prohibición a las exportaciones que impulsó el Congreso.

El impedimento de las exportaciones data de la década de 1970, después de que un embargo petrolero de la OPEP propició racionamiento de combustibles, alzas de precios e imágenes emblemáticas de vehículos que hacían largas filas para reabastecerse de combustible.

Sin embargo, los republicanos, incluido el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, dijeron que esos días pasaron hace mucho tiempo y afirmaron que cancelar la prohibición podría convertir a Estados Unidos en una superpotencia de energía e impulsar la economía.

Los republicanos de estados productores de hidrocarburos elogiaron la decisión de Obama, al igual que grupos comerciales que representan a la industria petrolera. La senadora Lisa Murkowski, de Alaska, que defiende el fin del impedimento, describió la decisión como una medida positiva. Agrego que continuará insistiendo en la plena revocación "lo más pronto posible".

"Ese canje con México es un paso que debió darse hace mucho tiempo, beneficiará a nuestra economía y a la seguridad energética de América del Norte, pero no debemos parar ahí", dijo Louis Finkel, vicepresidente ejecutivo del Instituto del Petróleo de Estados Unidos