• Regístrate
Estás leyendo: Intel espera fallo sobre multa antimonopolio
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 09:48 Hoy

Intel espera fallo sobre multa antimonopolio

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea decidirá si Bruselas tuvo razón al imponer sanción de mil mde.

Publicidad
Publicidad

El más alto tribunal europeo decidirá esta semana si Bruselas tuvo razón al imponer a Intel una multa de mil millones de euros por sus descuentos de exclusividad, el último paso en un caso que establecerá el estándar por el cual se permitan los incentivos de fijación de precios en todas la industrias de la Unión Europea y más allá.

La decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el caso de una década de duración también permitirá determinar la investigación del regulador de competencia en Google y Qualcomm.

La decisión del tribunal tendrá amplias consecuencias, ya que la política de competencia de Bruselas influye en la forma de pensar en casi 130 reguladores nacionales de todo el mundo.

Las reducciones de precios o las rebajas por la compra por volumen son una práctica común en muchas compañías, pero las reglas actuales de la Unión Europea no están claras sobre si éstas son ilegales por diseño o solo si perjudican a la competencia.

Craig Pouncey, socio de la firma de abogados Herbert Smith Freehills, dijo que tratar algunos descuentos como ilegales por diseño “hará que sobresalgan”: juzgar estos descuentos en una base caso por caso “hará que la consideración de los descuentos antimonopolio estén en línea con otras graves infracciones de competencia”.

Asesores corporativos, académicos y reguladores antimonopolio esperan la decisión con la esperanza de que pueda hacer que las reglas sean más claras y, por lo tanto, lograr que se impongan multas de miles de millones de euros si se violan.

“Hay una gran diferencia en términos de lo que la gente del ramo comercial en muchas industrias consideran descuentos normales y lo que algunas damas y caballeros de la comisión y tribunales consideran normales”, dijo Thomas Luebbig, del bufete de abogados Freshfields.

Las grandes compañías con altos costos fijos —como las aerolíneas, los fabricantes de microprocesadores y los productores de neumáticos— imponen a sus clientes obligaciones por la exclusividad, pero a menudo ofrecen descuentos a estos mismos clientes, de acuerdo con Pablo Ibáñez Colomo, profesor de derecho de la London School of Economics.

Estos incentivos pueden ser “en el interés de todos porque permiten a los fabricantes planear de manera más efectiva los suministros y dar mejores condiciones a los clientes... todos sabemos que algunas veces tienen efectos contra la competencia, nadie lo discute, pero por el otro lado sabemos que a menudo son a favor de la competencia”, dijo.

“Esto es algo que el mismo tribunal europeo ha reconocido” en otros casos. Después de una investigación de una década de duración, los reguladores antimonopolio de la Unión Europea multaron a Intel con 1.06 mil millones de euros en 2009 por abusar de su poder para mantener a los competidores fuera del mercado de los chips de computadora x86, que los reguladores en ese tiempo dijeron que “perjudicó a millones de consumidores europeos y minó la competencia y la innovación”.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.