Inicia la construcción de gasoducto marino

La obra tendrá una longitud de 800 kilómetros e irá de Tuxpan a Texas.
Inicia la construcción del primer gasoducto marino en Tamaulipas (Milenio Digital)

Altamira

El proyecto de construcción del gasoducto Texas-Tuxpan que se inició ayer viernes en el Puerto de Altamira, principal proyecto energético en el país, representa una inversión superior a 2 mil 100 millones de dólares y una longitud de 800 kilómetros; este gasoducto transportará el gas natural que hoy se encuentra en grandes cantidades y a precios muy competitivos en el sur de Estados Unidos, para contribuir así a satisfacer la creciente demanda de este hidrocarburo, dijo Carlos Ruiz Sacristán, presidente del consejo de administración de IEnova.

Manifestó que dicha obra es parte del plan del gobierno federal, impulsado con gran visión estratégica por la Secretaría de Energía, para crecer la red nacional de gasoductos, y tiene como fin garantizar el abasto seguro y confiable de un combustible económico, eficiente y amigable con el medio ambiente, a fin de promover la competitividad, la creación de empleos y el desarrollo en beneficio de los mexicanos.

“Este proyecto es parte de un exitoso programa implementado por la Comisión Federal de Electricidad, quien con eficiencia y transparencia ha logrado licitar más de 7 mil kilómetros de gasoductos en los últimos años; este ducto contribuirá a suministrar gas natural del oriente, centro y occidente de México, promoviendo la atracción de industrias, el desarrollo y la competitividad de estas zona. Con este suministro, la comisión estará en posibilidad de generar electricidad a precios más competitivos, en beneficio de muchas familias, comercio e industrias del país”, explicó.

El arranque oficial fue encabezado por el secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell, quien arribó al patio de acopio de la empresa Sharwcor en el Puerto Industrial para el arranque de construcción del gasoducto Sur de Texas-Tuxpan, de la sociedad Infraestructura Marina del Golfo (IMG). También asistieron los gobernadores de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, y de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, así como Jaime Francisco Hernández Martínez, director general de la CFE, y Robert Jones, presidente de TransCanada México, otra de las empresas involucradas en el proyecto.

Destaca que es el primer ducto de transporte de gas natural submarino desarrollado en México por un consorcio privado y por sus dimensiones, uno de los más grandes a escala internacional. Para ponerle tamaño y magnitud, se utilizarán más de un millón 800 mil toneladas de acero, lo que equivale al metal utilizado en la construcción de 250 torres.

Por su capacidad, puede transportar más de una tercera parte del gas que se consume en el país; la magnitud del proyecto, así como su complejidad técnica y necesidades financieras, hicieron indispensable la unión de esfuerzos de las dos empresas líderes en la operación y construcción de gasoductos en el país: TransCanada e IEnova.

Robert Jones, presidente de Transcanada México, mencionó que su empresa ha realizado diversos proyectos en el país, participando y contribuyendo en una experiencia significativa de seguridad y relevante infraestructura en materia de energía alrededor de México.

“Cada proyecto se ha realizado en forma transparente, clara y abierta con la Comisión Federal de Electricidad; México se ha visto beneficiado por estas bondades naturales; a través de estos proyectos se han ofrecido soluciones innovadoras, manteniendo así beneficios para los consumidores mexicanos”, refirió.

El gasoducto marino Texas-Tuxpan representa para IEnova y TransCanada, el proyecto más importante hecho en México hasta hoy.