Industria mexicana tuvo balance favorable en 2014

La Confederación de Cámaras Industriales informó que el sector finalizó el año pasado con un aumento de 1.9 por ciento en la producción de bienes.
Industria manufacturera
(Especial )

Ciudad de México

La industria mexicana cerró 2014 con crecimiento que le permitió revertir la trayectoria descendente registrada en años previos, así como mejorar su contribución al empleo y fortalecer su capacidad exportadora, por lo cual el balance de lo realizado es favorable.

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) destaca que el sector finalizó el año pasado con un aumento de 1.9 por ciento en la producción de bienes respecto al nivel reportado en 2013, el cual permite retomar la senda del crecimiento y encarar los desafíos del presente en mejores condiciones.

Sin embargo, aclara, para lograr el aprovechamiento integral de las fortalezas y de la capacidad emprendedora vigente en todo el país, hay que asegurar un adecuado clima para los negocios, mejorar la competitividad de la economía y responder a las necesidades de modernización de las pequeñas y medianas empresas (Pymes).

Estima que lo realizado representa una oportunidad para ampliar los beneficios de la recuperación económica y dotar al crecimiento del perfil incluyente que permita incorporar a los beneficios del desarrollo a las regiones, sectores y empresas que disponen de los atributos necesarios para ser parte activa del desarrollo nacional.

Este es el momento, afirma, para sentar las bases de un estilo de desarrollo que impulse el avance de los estados a partir del aprovechamiento integral de sus vocaciones productivas, así como la articulación de cadenas de valor que favorezcan el desarrollo de la planta productiva y la ampliación de más y mejores oportunidades laborales.

Esta es, precisamente, la tarea que se debe emprender para el aprovechamiento integral de la economía y el fortalecimiento del mercado interno, añade en su publicación “Radiografía de la economía y la industria mexicana”.

Considera que el ajuste presupuestal anunciado para este año pondrá a prueba la capacidad gubernamental para mejorar sus operaciones a partir de la racionalidad y la eficiencia, por lo cual los gobiernos federal, estatales y municipales tienen una importante tarea por delante.

De la eficacia de sus decisiones y la consistencia de sus acciones dependerá el efecto de arrastre asociado a las compras gubernamentales, subraya el organismo industrial.

Refiere que numerosas empresas dependen del poder adquisitivo del sector público, por lo cual se pronunció en favor del aprovechamiento integral del presupuesto de egresos sin subejercicios, con transparencia y estricto apego a las normas correspondientes.

Asimismo, por una estrategia de compras gubernamentales que privilegie a los proveedores nacionales que dispongan de la competitividad necesaria para ofrecer productos de calidad y a precios razonables para cubrir los requerimientos gubernamentales.

“No se trata de lanzar una campaña discriminatoria contra proveedores extranjeros, sino de aprovechar las compras públicas en favor del mercado interno y la planta productiva nacional, del mismo modo en que lo hacen países desarrollados y economías emergentes”, aclara.

La Concamin advierte que México enfrenta tiempos difíciles, pero dispone de las herramientas para mantener un ambiente para los negocios que favorezca la operación de la planta productiva, así como el fortalecimiento del mercado laboral y un desarrollo más equilibrado a nivel regional.

“Estamos por cerrar el primer bimestre de 2015 y nos aproximamos a un importante proceso electoral. Mal haríamos en convertir los asuntos económicos pendientes en rehenes de la agenda política de cada partido. El crecimiento incluyente de nuestra economía sigue siendo un tema prioritario y pendiente”, resalta.