Cuestiones políticas impidieron concretar varios proyectos en 2016

El tipo de cambio, cuestiones políticas y cierta incertidumbre sobre los precios de la electricidad en el país complicaron los sectores comercial e industrial.

Monterrey

Aunque la industria de generación distribuida tuvo un crecimiento del 30 por ciento en 2016, la expectativa era crecer por encima del 80 por ciento.

Sin embargo, el tipo de cambio, cuestiones políticas y cierta incertidumbre sobre los precios de la electricidad en el país hicieron que fuera complicado concretar proyectos, aseguró José Hernán Zambrano, director general de Galt Energy.

"Para el sector, el 2016 fue un año flojo, sobre todo en los sectores comercial e industrial, por la incertidumbre en el mercado, lo que evitó que se llegara al crecimiento de 80 a 100 por ciento que se tenía pronosticado. Se ha visto frenado el mercado.

"Sí se ha alentado un poco, ha sido un crecimiento un poco limitado por el dólar", señaló Zambrano en entrevista para MILENIO Monterrey.

De acuerdo con el empresario, el balance del año que concluyó tuvo sus altas y bajas.

"Todo el primero trimestre fue difícil hacer proyectos industriales, comerciales o de pequeño comercio, y ya para finales de 2015 subieron las tarifas para hacernos competitivos, presentamos alternativas muy reales. Nos hemos podido mantener competitivos y hacer propuestas bastante interesantes", aseguró.

Sin embargo, apuntó que el segundo semestre del año mostró una mejoría importante.

Además, explicó el director general de Galt Energy, se dieron cambios en el marco regulatorio: se mantienen los incentivos, pero hay cambios en los trámites de conexión, ya no se encargará la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de hacerlo, sino el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), lo que seguramente acelerará los trámites y el acceso a la red de distribución.

El director de la empresa especializada en instalación de paneles soltares para el sector residencial y comercial señaló que se crearon nuevos esquemas, los cuales permitirán crear una especie de pequeñas plantas solares en terrenos baldíos, en techos o bodegas mediante un trámite sencillo, lo que impulsará al sector con un nuevo segmento de mercado que no se tenía anteriormente.

También manifestó que ahora el sector es un jugador que puede participar con los Certificados de Energía Limpia (CEL), que en un origen eran sólo para el mercado mayorista.

"Estos cambios nos abren las puertas a nuevos esquemas para conseguir un mayor número incentivos", puntualizó José Hernán Zambrano.