¿Quieres que tu negocio viva más de un año?

Acércate a una incubadora de empresas, 90 por ciento de los negocios creados sin asesoría fracasan durante el primer año de vida, mientras que el 85 por ciento que recibe asesoría sobrevive.
El plan de negocios sirve para definir: misión, visión y objetivos de la empresa.
El plan de negocios sirve para definir: misión, visión y objetivos de la empresa. (Especial )

Ciudad de México

Antes de invertir en un negocio debes asegurarte de que tenga viabilidad técnica y económica. Para identificar ambas características puedes apoyarte en una incubadora de empresas.


Estadísticas a nivel nacional revelan que 90 por ciento de los negocios que nacen sin la ayuda de expertos fracasan durante el primer año de vida.  Las probabilidades de que tu negocio perdure y genere utilidades aumentarán considerablemente. 


El costo de la asesoría en una incubadora de empresas varía entre los 7 mil y 40 mil pesos, y depende de las necesidades del proyecto: qué tan desarrollado esté al momento de presentarlo en la incubadora, y de la zona en la que esté ubicado el emprendedor, explicó Angélica Rodríguez, directora del Centro de Consultoría e Innovación Empresarial y Financiera del Tecnológico de Monterrey.

Si vas a recurrir a la asesoría en el Tecnológico de Monterrey, la incubación consta de tres etapas: la pre-incubación, la incubación y la post-incubación.

Pre incubación

En la pre-incubación se reciben las ideas que aún no están consolidadas y se maduran para que se materialice un negocio. De igual manera, en esta etapa se desarrolla el plan de negocios.

El plan de negocios sirve para definir cuál es la misión, visión y objetivos de la empresa, así como las fortalezas, debilidades y características especiales que diferenciarán el servicio a ofrecerse de otros que ya existen en el mercado.

En esta etapa, también se le asigna al emprendedor un coach “que lo va guiando, además de que se le dan cursos de capacitación en mercadotecnia, ventas, finanzas, el área legal y de producción”, dijo Rodríguez.

Incubación

En esta etapa es donde la empresa sale al mercado y se van ajustando los objetivos y el plan de Negocios a las situaciones reales.

Para poner en marcha el proyecto, el interesado puede solicitar financiamiento al Instituto Nacional del Emprendedor, a los gobiernos estatales o municipales o al sector privado. Anteriormente las incubadoras eran quienes solicitaban el apoyo a nombre del emprendedor, pero ahora el empresario debe solicitar directamente al gobierno o a la iniciativa privada los recursos.

Post incubación

En la post-incubación se da seguimiento al proyecto y se fortalece para asegurarse que viva en el mercado y logre pasar el primer año, el cual “es el caótico para todos los negocios”, dijo la catedrática. La incubadora revisa que los recursos sean administrados de manera eficiente, se mejore la calidad del producto ofrecido y la productividad de la empresa.  

Así que ya lo sabes, si deseas que tu negocio logre sobrevivir el primer año y se posicione en el mercado es recomendable recibir la asesoría de expertos en el tema.