Se incrementa el empleo formal, pero mal pagado

Datos del Inegi revelan que el número de trabajadores de bajos ingresos, con menos de dos salarios mínimos, aumentó 10% en la primera mitad del sexenio; suman más de 20 millones.
En La Laguna, el Sistema Nacional de Empleo logra colocar entre el 30 y 40% de los buscadores de empleo.
El banco central indicó que disminuyó su expectativa de creación de empleos formales para este año. (Haide Ambriz Padilla)

México

El Banco de México informó que aumentó el número de empleos en la economía y que la tasa de participación registró “niveles elevados” al cierre del año pasado, especialmente en trabajos formales afiliados al IMSS, de acuerdo con su informe del cuarto trimestre de 2015.

Sin embargo, datos del Inegi revelan que el número de trabajadores de bajos ingresos, inferiores a dos salarios mínimos, aumentó en la primera mitad del sexenio, mientras que los empleos mejor remunerados, por arriba de tres minisalarios, conservó una marcada tendencia a la baja en lo que va del sexenio.

El número de personas empleadas con ingresos superiores a tres salarios mínimos se ubicó en 10 millones 688 mil al cierre del año pasado, lo que representó una caída de más de 7 por ciento respecto a los 11 millones 551 mil registrados en el último trimestre de 2013, el primer año de la administración federal.

En tanto, las personas con menores ingresos, que ganan menos de dos salarios mínimos, se ubicaron en 20 millones 271 mil, lo que representó un aumento de casi 10 por ciento en 2015 respecto a los 18 millones 505 mil registrados en el último trimestre de 2013.

Las personas con un ingreso medio bajo, de entre dos y tres salarios mínimos, se ubicaron en 10 millones 944 mil al cierre del año pasado, lo que representó un aumento de 5 por ciento en comparación con el cuarto trimestre de 2013.

Asimismo, la tasa de condiciones críticas de ocupación se ubicó en casi 15 por ciento de la población ocupada en enero pasado, el nivel más alto desde abril de 2005.

La población que encaja en ese indicador se encuentra en condiciones inadecuadas de empleo, con trabajos que exigen más de 35 horas semanales y ofrecen ingresos mensuales inferiores al salario mínimo, o que laboran más de 48 horas semanales con ingresos de solo dos salarios mínimos.

De esa forma se observa un aumento en los empleos con salarios más bajos, en condiciones críticas, y una disminución en los mejor remunerados, a pesar de que el Banco de México informó que la tasa de crecimiento del salario promedio del total de los trabajadores asalariados aumentó 4.2 por ciento al cierre del año pasado.

El banco central indicó que disminuyó su expectativa de creación de empleos formales para este año, “en congruencia con el ajuste en los pronósticos de la actividad económica”.

“Para 2016 se espera un aumento de entre 610 y 710 mil puestos de trabajo, lo cual se compara con el intervalo previsto en el informe anterior, de entre 630 y 730 mil. Para 2017 se modifica el intervalo de 660 a 760 mil puestos de trabajo afiliados al IMSS del informe precedente, a uno de entre 650 y 750 mil plazas laborales”, señaló en su reporte trimestral.

No obstante, el Banxico indicó que persisten condiciones de “holgura” en el mercado laboral, “si bien algunos indicadores sugieren que éstas pudieran estar disminuyendo de forma gradual”.

“Ese comportamiento se observa en un contexto en el cual se incrementó el número de empleos en la economía, a la vez que la tasa de participación registró niveles más elevados que los observados en los primeros meses de 2015. En efecto, el número de puestos de trabajo afiliados al IMSS mantuvo una trayectoria ascendente”, señaló el banco central.

En el último trimestre del año pasado solo se registraron incrementos salariales “moderados”, pero la caída en la inflación, que llegó a su mínimo histórico en diciembre pasado, ayudó a recuperar el poder adquisitivo, explicó el Banxico.

“Las negociaciones de las empresas privadas derivaron en un promedio de aumentos salariales de 4.5 por ciento, nivel mayor que el de 4.4 por ciento reportado en el último trimestre de 2014”, señaló el Banxico en su informe.

Pero las negociaciones de los trabajadores con empresas públicas registraron un incremento de 3.3 por ciento en el cuarto trimestre de 2015, cifra menor que el 3.4 por ciento del mismo mes de 2014.

“En el último trimestre de 2015 los salarios contractuales negociados por empresas de jurisdicción federal registraron una tasa de crecimiento de 3.7 por ciento, cifra menor a la de 3.8 por ciento reportada en el mismo periodo de 2014”, indicó el banco central.

En cuanto al salario base de cotización asociado a los trabajos que ofrecen seguridad social y afiliados al IMSS, también disminuyó su ritmo de crecimiento. En el cuarto trimestre del año pasado se registró un aumento de 4.1 por ciento anual, una disminución respecto al 4.3 por ciento del trimestre inmediato anterior.

“En términos reales, el salario base de cotización asociado a los puestos de trabajo afiliados al IMSS aumentó 1.8 por ciento en el cuarto trimestre de 2015, cifra mayor a la de 1.6 por ciento del tercero”, señaló el Banxico.

En cuanto a la informalidad laboral, en el último trimestre de 2015 y en enero de este año aumentó respecto al periodo anterior, pero este indicador aún se encuentra por debajo de los niveles previos a la crisis global de 2008, concluyó el banco central.  




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]