Sistema financiero es el que debe adaptarse a usuarios: Carstens

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, presentó la Política Nacional de Inclusión Financiera que tiene como objetivo que todos los mexicanos tengan acceso al sistema financiero.
Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico).
Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico). (Milenio Digital)

Ciudad de México

Los millones de mexicanos que por alguna u otra razón se encuentran fuera del sistema financiero son el grupo más vulnerable del país, de ahí la importancia de crear una Política Nacional de Inclusión Financiera, aseguró Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico).

Al participar en el II Foro Internacional de Inclusión Financiera, el titular del banco central señaló que los mexicanos excluidos del sistema financiero son los que más ganan con esta nueva política presentada por el presidente Enrique Peña Nieto, dado que se les abrirá la puerta a una vida mejor.

De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, 68 por ciento de la población utiliza al menos un producto financiero, lo que significa que 32 por ciento de los mexicanos está al margen del sistema.

Al respecto, Luis Videgaray, titular de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP), aseguró que los programas sociales, así como la reforma financiera y la de telecomunicaciones han servido para que un mayor número de personas tengan acceso a los servicios financieros formales que existen en el país, pero resaltó que el problema es el gran número de mexicanos que aún está fuera.

Destacó que en tan solo tres años el crédito como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) pasó de 25 a 32 por ciento, lo cual ha sido gracias a la competencia que se ha generado como consecuencia de la implementación de la reforma financiera.

En el caso de la tecnología, dijo que es un instrumento clave para llevar a más mexicanos al uso de servicios financieros. “La tecnología es la que habilita las nuevas formas de integración de la sociedad al sistema financiero. La tecnología móvil digital es la que permite costos bajos para que los bancos y otros nuevos jugadores encuentren modelos rentables para atender a aquellos que hoy se encuentran excluidos”, afirmó Videgaray.

“La mayor competencia que hay en las telecomunicaciones deriva en reducción de tarifas y acceso a la telefonía móvil. En México hay 106 millones de líneas de telefonía móvil, de las cuales 68 millones son teléfonos inteligentes. Este es un incremento de 24 por ciento en 15 meses. Esto significa que la reforma en telecomunicaciones está generando los fundamentos más importantes para que el sistema financiero mexicano pueda llegar a donde antes no llegaba”, detalló el funcionario.

Detalló que las estrategias de política pública también han servido para incrementar la inclusión financiera. Ejemplificó que con el programa Prospera, en coordinación con Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), más de 7 millones de beneficiarios han recibido una tarjeta de crédito y un seguro de vida.

Política Nacional de Inclusión Financiera tendrá seis ejes

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, presentó la Política Nacional de Inclusión Financiera, la cual tiene como objetivo que “todos los mexicanos, sin distinción alguna, tengan acceso al sistema financiero”.

Basada en seis ejes, esta estrategia busca que toda la población adulta pueda tener cuentas de ahorro, contratar seguros u obtener un crédito, así como tener diversas maneras de poder realizar pagos por la prestación de distintos servicios.

Como parte de esta estrategia, el presidente Peña Nieto dijo que la Secretaría de Educación Pública (SEP) promoverá le educación financiera en los planes de estudio de educación básica. 

Los seis ejes de la Política Nacional de Inclusión Financiera son: educación financiera; uso de innovaciones tecnológicas para la inclusión financiera; desarrollo de infraestructura financiera en zonas desatendidas; mayor acceso y uso de servicios formales para la población sub atendida; mecanismos de protección al usuario de servicios financieros; así como generación de datos y mediciones.