La falta de incentivos restringe la venta de autos de lujo: Porsche

México está lejos de su potencial con 4% de las ventas, cuando debería registrar 8%.
Francisco Torres, director general de Porsche en México.
Francisco Torres, director general de Porsche en México. (Javier Ríos)

México

Por  la falta de incentivos financieros y fiscales, como la deducibilidad en el arrendamiento, no tanto por la inseguridad, el mercado de autos de lujo en México está lejos de su potencial. Solo participa con 4 por ciento en las ventas totales, cuando debería alcanzar 8 por ciento, apuntó el director general de Porsche en México, Francisco Torres.

En lo que va del año, la venta de autos de lujo en México tiene un avance de 2.8 por ciento, superior al 1.3 por ciento que reporta la industria en general; sin embargo, del millón de autos que se estima vender durante 2014 en el mercado local,  solo 44 mil serán autos de lujo; si se compara con mercados similares como Brasil o Chile, donde el segmento de lujo participa con 8 por ciento de las ventas, el potencial en el país es de 160 mil vehículos de este tipo.

En entrevista con MILENIO, dijo que México se ha colocado como una plataforma para la producción y exportación de autos; pero es un país con un mercado interno débil, ya que debe alcanzar 2 millones de vehículos al año, pero enfrenta el reto de los autos importados ilegalmente, servicios financieros con su aversión al riesgo, otro inhibidor fuerte son los impuestos, las tenencias, el impuesto sobre autos nuevos  (ISAN) y la baja deducibilidad para el arrendamiento  de autos.

“Es un sinsentido que se haya reducido la cantidad para deducir, que era francamente ridícula. Si hubiera un esquema donde pudieras deducir más, sería un motor para la economía mexicana y para la venta de autos, pero con esta deducibilidad tan limitada se puede hacer poco”, apuntó.

Frente a este escenario, el directivo comentó que Porsche de México ha tenido crecimiento de 13.5 por ciento en las ventas al primer semestre del año comparado con el  mismo periodo del año pasado. “Es un crecimiento muy sólido si se compara con la industria automotriz, que lleva 1.3 por ciento; se puede decir que vamos adelante 10 veces”, explicó.

La expectativa de Porsche  para el año es continuar con este ritmo apoyado por el lanzamiento de tres nuevos modelos, entre ellos el  918 Spyder y  el 911 edición Martini así como la apertura de dos nuevos puntos de venta.

Entre los factores que impulsan las ventas, destacó que la financiera de la marca, Porsche Financial Services, en los dos últimos años financió 10 por ciento del total de ventas y este año avanzó a 27 por ciento.  “Se debe a varios factores, para empezar hemos ofrecido planes atractivos, hicimos cambios importantes en la manera de operar de nuestra financiera, estamos cada vez más orientados a atender a los clientes de una manera más ágil, también hemos trabajado mucho con la red de concesionarios”.

La financiera de marca comparte los valores de Porsche,  hay financieras que son más conservadoras y no les gusta tomar el riesgo de créditos por un millón de pesos. Un vehículo de esta marca tiene precios desde 886 mil pesos  hasta 13 millones de pesos, puso como ejemplo el directivo.

Francisco Torres comentó que la inseguridad en el país, si bien influye en la decisión de compra, descartó que sea una limitante para la venta,  “el tener un Porsche es un sueño altamente acariciado, porque ya tuvo uno en alguna época o porque se puso como meta tener un Porsche para marcar un logro en su vida”.