Con 30% de importación de IP, se abarata 10% el gas LP

La industria avanza a la liberalización total del mercado del combustible, similar a la que existe en países del primer mundo o con regulaciones exitosas, asegura el líder de los gaseros.
Las disposciciones propuestas a la Cofemer estarán en consulta 20 días hábiles.
Gas LP. (Especial )

México

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas LP y Empresas Conexas (Amexgas) dijo que la importación de gas licuado de petróleo por parte de privados ha repercutido en una caída en la compra del insumo a Pemex de 30 por ciento, fenómeno que adjudican a la reforma energética.

“La empresa productiva del Estado ha sido rápidamente reemplazada (...) por un gran número de importadores privados que ya cuentan con infraestructura propia”, dijo Octavio Pérez Salazar, presidente de la Amexgas.

Indicó en un comunicado que esto es producto de una implementación “exitosa” de la reforma energética en lo que va de este año, materializada en las importaciones directas de Gas LP de firmas privadas, actividad que antes realizaba la petrolera para atender cerca de 30 por ciento de la demanda nacional.

A partir de enero de este año las importaciones del hidrocarburo se abrieron a los privados; para abril ya cubrían 10 por ciento de las compras al exterior que realizaba Pemex.

Pérez Salazar explicó que los distribuidores de todo el país tienen una oferta de diferentes proveedores con precios variados, por  lo que ya se observa una disminución en los precios del en algunas regiones del país para grandes consumidores.

“Consumidores de gran volumen (...) que lo utilizan en México para producir bienes de consumo indispensables y proporcionar servicios básicos para la población, tales como la floreciente agroindustria de los invernaderos, las tortillerías, los restaurantes, los hoteles y las cadenas comerciales (reciben) descuentos sobre el precio máximo autorizado mayores a 10 por ciento”.

Por ello, dijo Pérez, Pemex ya reacciona con una estrategia comercial competitiva y precios adecuados a la realidad del mercado; además, la cadena de importación y distribución privada invirte en “numerosos” proyectos de infraestructura de almacenamiento que requiere con urgencia el país, para prevenir costosas interrupciones en el suministro del energético.

“Con los recursos provenientes de la apertura provocada por la reforma energética, la industria se moderniza rápidamente. Las zonas de cobertura de la distribución crecen y las flotillas de reparto son remplazadas con equipo nuevo, más seguro y moderno”.

Pérez dice que “la industria avanza rápidamente hacia la liberación total del mercado, comparable a la imperante en países del primer mundo e imitando experiencias exitosas implementadas en otros países de Latinoamérica como Chile, Brasil o Colombia”.

Ventas internas, a la baja

De acuerdo con los últimos indicadores de Pemex, de enero a mayo de este año el volumen de ventas internas de gas LP fue de 235 mil 446 barriles diarios (bd), 16.4 por ciento menos a lo registrado en el mismo periodo de 2015 (281 mil 655 bd). Los ingresos sumaron 27 mil 937 millones de pesos (mdp), 15.8 por ciento menos respecto al mismo lapso de 2015, con 33 mil 177.6 mdp.

En tanto,  el volumen de importaciones cayó 16 por ciento, al pasar de unos 98 mil 64 bd de enero a mayo de 2015 a 82 mil 32 bd en los primeros cinco meses de 2016.

La pérdida del mercado de importación es más notoria en mayo, pues el volumen traído del extranjero por Pemex fue de 26 mil 431 de bd,  una caída de 68.5 por ciento respecto a los 84 mil 82 bd de ese mismo mes de 2015. Esto resultó en una baja en los ingresos de ventas internas en el quinto mes del año de 33.7 por ciento, al obtener 4 mil 102.9 mdp, o 2 mil 84 mdp menos que en mayo de 2015.

La competencia que enfrenta Pemex la deja casi con una participación nula en las importaciones con un sector privado, que estaba listo desde hace años para estas operaciones y con la entrada de nuevos jugadores.

En junio Windstar, de EU, arrancó la operación de una planta de almacenaje y distribución para atender el mercado de gas LP al norte del país con producto importado, por lo que la demanda de en esa zona puede dejar de ser atendida por Pemex.

El producto que se traiga del extranjero a la parte norte de México se planea llegue de Canadá y EU; la capacidad de almacenamiento que tendrá la planta es de 2.5 millones de litros de gas LP, de acuerdo con la empresa. Un 40 por ciento de la demanda de la región se cubre con importaciones.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]