Ildefonso Guajardo defiende incentivos a inversión

El secretario de Economía explicó que este tipo de prácticas son comunes para lograr que una empresa o una planta se instale en México.
Ildefonso Guajardo, secretario de Economía.
Ildefonso Guajardo, secretario de Economía. (Raúl Palacios)

Monterrey

Los incentivos mexicanos están a la par con los protocolos internacionales, que sirven para propiciar la inversión extranjera y nacional, así como mejorar la infraestructura, puntualizó el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

El caso de Kia Motors y sus incentivos no es tan extraño en ese sentido, ya que se ha repetido en la llegada de diferentes empresas al país, expresó.

En entrevista, el funcionario federal explicó que este tipo de prácticas son comunes en el país para lograr que una empresa o una planta se instale en México, como es el caso tanto de Kia Motors como con plantas como BMW en San Luis Potosí, que recibió un incentivo similar al de la surcoreana. 

Según informó Guajardo, los incentivos sirven también para incentivar la construcción de infraestructura de comunicaciones en las ciudades o municipios donde se instala la empresa para que les permita “poner el producto en el destino”.

“A veces, cuando analizamos un proyecto de inversión pudiéramos estar mezclando cosas; por ejemplo, cuando vimos la llegada de BMW a San Luis Potosí, que mucho se fue a la infraestructura de comunicaciones que permita poner al producto en el destino. Si vamos a hacer mejoramiento de carretera, de comunicación ferroviaria, es una infraestructura que no es para la empresa, sino para detonar el crecimiento del lugar. 

"Entonces, hay que diferenciar aquellos incentivos que no van directamente a beneficiar la instalación de la empresa, y aquellos que van a formar parte del esquema de infraestructura. Es importante, porque parecería que el monto de los que hablamos es para la empresa y no es, es para que México tenga una mejor infraestructura”, aseguró Guajardo. 

Cabe señalar, que mientras a Kia Motors se le dio un incentivo del 15.5 por ciento acreditable del Impuesto Sobre Nómina, otras armadoras automotrices que han llegado al país han recibido incentivos superiores. 

BMW, en San Luis Potosí, recibió un incentivo de 12 por ciento, proporcionando la generación de mil 500 empleos directos en dicha entidad. Por su parte, la empresa Audi en Puebla recibió incentivos de 47 por ciento, y con esto creó tres mil 800 empleos directos. 

Kia Motors recibió incentivos de 15.5 por ciento, pero registrando una creación de ocho mil 850 empleos directos. 

En concreto, BMW en San Luis Potosí recibió como incentivos la exención de 80 por ciento del impuesto predial y derechos de agua, descuentos de 80 por ciento en licencias de construcción, un pago único para la cuota de interconexión del suministro de gas natural, entre otros. 

Mientras Audi en Puebla obtuvo la exención del Impuesto Sobre Nómina por 12 años, del predial por 10 años y extensión de 10 años más para Volkswagen; la condonación del 100 de los Impuestos Predial sobre Adquisiciones de Bienes Inmuebles y por servicios que presta el municipios por tres años, entre otros.