Medidas financieras de ICA, efectivas solo a corto plazo

Según Signum Research, “lo que ICA hizo es una medida cortoplacista que alivia la situación por los próximos dos o tres años, pero que a la larga empeorará la situación”.
Construcción de ICA en la Ciudad de México.
Construcción de ICA en la Ciudad de México. (René Soto/Archivo)

Ciudad de México

Las medidas anunciadas por Ingenieros Civiles y Asociados (ICA) en su resumen de plan negocios y el préstamo obtenido con Fintech le dan un alivio de corto plazo, pero no garantiza una mejoría.

De acuerdo con el reporte elaborado por el área de análisis de Signum Research, “lo que ICA hizo es una medida cortoplacista que alivia la situación por los próximos dos o tres años, pero que a la larga empeorará la situación”.

El viernes pasado la empresa anunció sus estimados de ingresos y flujo operativo de 2016 a 2020, donde también dijo que cancelará sus operaciones internacionales y destacó el financiamiento que consiguió con Fintech por 215 millones de dólares.

Explica que la empresa se expone de nueva cuenta al riesgo del tipo de cambio al contratar deuda en dólares con una tasa de interés “sumamente alta”, de 16 por ciento, a ser devengada y capitalizada mensualmente.

“Si la razón por la que ICA se encuentra en la situación actual es precisamente por haber adquirido deuda en esa moneda sin contratar la cobertura adecuada, resulta sumamente riesgoso emitir una nueva deuda en la misma moneda y con un costo que podría consumir 27 por ciento del Ebitda (flujo operativo) generado en 2017 y 2018, aunque probablemente fue su única opción”.

El flujo generado por la operación es insuficiente para hacer frente a las obligaciones de deuda (bonos corporativos), las cuales rondan los 5 mil millones de pesos.

La constructora estimó que el flujo operativo este año se situará en mil 153 millones de pesos; en 2017, en 2 mil 723; en 2018, en 2 mil 747.2; en 2019, en 2 mil 677 y en 2020 en 2 mil 896.2 millones de pesos.

Con el efectivo recibido por Fintech, ICA puede hacer frente a sus necesidades de efectivo durante 2016, por lo que para mantener su operación será necesario obtener préstamos como ese para los próximos años y que siguiera postergando continuamente el pago de deuda.

Esto sin considerar las posibles demandas por los acreedores de los bonos corporativos, quienes no están considerados en las proyecciones del estado de flujos de efectivo.