Apple lanzará un iPhone más barato y pequeño

La compañía enfrenta el temor de que las ventas caigan este año por primera vez; espera que el nuevo dispositivo dé gran impulso.
Prevén que el "smartphone" sea presentado en septiembre.
Prevén que el "smartphone" sea presentado en septiembre. (Carlos Allegri/Reuters)

San Francisco

Cuando Apple lanzó el iPhone 6 en 2014, su cambio hacia una pantalla más grande dio paso al trimestre más rentable en la historia empresarial de Estados Unidos. Ahora, la compañía enfrenta la perspectiva de que las ventas del iPhone pueden caer este año por primera vez, y espera que un dispositivo más pequeño y barato le pueda dar el impulso a las ventas que tanto necesita.

Se espera que el lunes Apple dé a conocer el iPhone SE de cuatro pulgadas, el mismo tamaño que la serie cinco que introdujo en 2012, pero con tecnología actualizada. Incluido Apple Pay, una mejor cámara y un procesador más rápido. Los nuevos iPads con el mismo teclado y accesorios de lápiz que llegaron con la versión pro del año pasado y bandas adicionales para el Apple Watch.

Es un momento extraño para un nuevo iPhone. Después de que el primero se lanzó en enero de 2007, la actualización del dispositivo se presentó cada junio hasta el 4S de 2011, cuando empezó con la ahora familiar renovación de otoño. Todavía se espera que en septiembre presente una actualización más completa de su principal smartphone.

Neil Cybart, analista de Apple en Above Avalon, dice que con la ruptura de la tradición de la próxima semana es “un reconocimiento de que las recientes tendencias de las ventas del iPhone son un poco diferentes a lo que esperaba la dirección de Apple”.

En enero, la directriz de la compañía a los inversionistas para el trimestre que termina en marzo sugería que las ventas del iPhone se encontraban por debajo de las estimaciones de Wall Street, lo que indica una caída con respecto al mismo periodo del año pasado.

Las ventas del iPhone normalmente llegan a su máximo en el trimestre de diciembre, con otro pico en los tres meses posteriores gracias a las celebraciones del año nuevo chino. El lanzamiento de un nuevo iPhone al principio de lo que suele ser una temporada lenta para los smartphones “puede ayudarles a extender las ventas un poco más”, dijo Carolina Milanesi, directora de investigación de Kantar Worldpanel Com Tech. “Algo con un precio más agresivo (que los anteriores teléfonos) puede abrir muchas oportunidades”.

Atraer a una porción más grande de su base de clientes hacia la última tecnología puede ayudar a impulsar el uso de los servicios de Apple, como Apple Pay y la App Store, que comprenden una parte cada vez más importante del crecimiento de los ingresos de la compañía.

Ya que las pantallas más grandes lograron que muchos dueños de smartphones más viejos se actualizaran en los últimos años, solo una minoría de consumidores todavía quiere un dispositivo de cuatro pulgadas: Bel Bajarin, analista de Creative Strategies, estima que la demanda será de 15 por ciento del mercado.

Milanesi señala una investigación de Kantar donde se muestra que solo una tercera parte de los compradores de teléfonos en EU está contento con pantallas más pequeñas de cinco pulgadas, en comparación con más de la mitad que tiene dispositivos más grandes.

4

Pulgadas que medirá la pantalla del nuevo teléfono de Apple, según informes de la industria; la del modelo 6 Plus es de seis pulgadas

15%

Parte del mercado que buscará el nuevo smartphone, por la tendencia de pantallas grandes, según Creative Strategies

35%

Porción del mercado estadunidense que se declara contento con una pantalla menor a cinco pulgadas