• Regístrate
Estás leyendo: HSBC afronta nuevo tropiezo en banca global de inversión
Comparte esta noticia

HSBC afronta nuevo tropiezo en banca global de inversión

Durante su gestión, Matthew Westerman despidió a más de 100 banqueros y recibió las renuncias de altos ejecutivos de la financiera británica.

Publicidad
Publicidad

Matthew Westerman, codirector de la división de banca global de HSBC, dejará su cargo a finales de mes, lo que marca otro revés para los titubeantes intentos de la entidad para ingresar a los niveles más altos de la banca global de inversión, posición que busca desde la contratación de John Studzinski, de Morgan Stanley, en 2003.

Westerman, quien pasó 16 años en Goldman Sachs y ascendió hasta convertirse en presidente de la división europea de la banca de inversión, fue contratado para que hiciera crecer los ingresos de HSBC a través de las operaciones de negociaciones y ayuda para recaudación de financiamiento de los clientes. Rápidamente se le conoció internamente por su exigente ética de trabajo, que incluía realizar reuniones antes de las seis de la mañana, y un estilo que varios describieron como “abrasivo” y “directo”.

También causó molestias al reducir el número de banqueros autorizados para hablar con los medios de 240 a escala global a solo 30, e introducir un nuevo sistema para evaluar el desempeño de los banqueros.

En la división de banca global fueron despedidos 100 banqueros durante sus 18 meses de gestión, una medida que se sintió en toda la empresa, que tradicionalmente ha sido una de las compañías más amables de la ciudad de Londres.

Otros renunciaron, incluyendo Spencer Lake, su ex vicepresidente de banca y mercados globales, y Ulrik Ross, jefe global de deuda del sector público y sustentable.

La división contrató de forma agresiva para tratar de lograr sus ambiciones de crecimiento, y el número de su personal fue más o menos el mismo que cuando se unió Westerman.

“Hubo muchas historias de que Westerman era un candidato para la dirección general, pero independientemente de lo buena que es su reputación como banquero, no veo que hubiera alguna posibilidad de que otro banquero de inversión asumiera el cargo de Stuart Gulliver”, dijo Ronit Ghose, analista de Citigroup.

El puesto más alto se le dio el mes pasado a John Flint, jefe de banca minorista y gestión patrimonial de HSBC.

“En el fondo esta no es una firma de asesoría que se basa en la generación de ideas, la banca de inversión de HSBC es un banco corporativo y de cambio de divisas en su corazón y eso nunca iba a cambiar”, dijo Ghose. “Fuera de Hong Kong y aparte del cambio de divisas, realmente no tienen la ambición para enfrentarse a los bancos globales de inversión”.

Una persona familiarizada con la situación dijo que la salida de Westerman no tiene relación con la sucesión. Se cree que el directivo le dijo a sus colegas que tomó una decisión personal de salir en lugar de comprometerse por otros tres o cuatro años con un nuevo director ejecutivo. No tiene un nuevo trabajo en espera, pero le dijo a sus colegas que no se está jubilando.

En el memorando, Samir Assaf, director de banca y mercados globales de HSBC, agradeció a Westerman “por la importante contribución que hizo en la reconfiguración de la banca global”. Robin Phillips, codirector de Westerman ahora será el único jefe de la división.

Una persona con información que trabaja en HSBC dijo que Westerman hizo “una enorme contribución” y ahora hay “un poco de preocupación sobre a dónde iremos a partir de este momento. Las nuevas personas llegaron aquí para construir algo porque vieron a alguien para el que querían trabajar”, dijo.

El primero en informar sobre la salida de Westerman fue Bloomberg. Conocí a HSBC y Gulliver mucho antes de unirse, ya que actuó como intermediario corporativo para bancos que cotizan en bolsa en el Reino Unido mientras trabajaba en Goldman.

El analista con sede en Londres dijo que parecía que hubo una “lucha de poder” en la banca de inversión de HSBC desde la llegada de Westerman y “tal vez no tuvo la influencia que podría haber esperado”.

En el día del inversionistas en junio para presentar una estrategia actualizada para la división de banca y mercados globales, de la cual que forma parte la banca de inversión, Westerman se mantuvo más en “segundo plano” de lo que se esperaba, de acuerdo con el analista .

Un ex banquero de inversión, quien salió recientemente del grupo, dijo que a Westermen se le dio carta blanca para contratar y despedir. Pero después de echar a varios empleados de alto nivel, rápidamente se topó con que no había dinero disponible para hacer las contrataciones de nombres importantes que quería.

Gulliver debe entregar el cargo a Flint después de presentar los resultados anuales del banco en febrero.

Mientras que Gulliver era conocido por tener un “grupo” de aliados cercanos a quienes promovió a altos puestos después de que tomó el cargo, Flint en gran medida se mantuvo alejado de las políticas internas.

“Es muy equilibrado, así que podría dar los nombres de varias personas a las que John Flint podría promover para formar parte de su equipo principal pero no puedo estar seguro sobre ninguno de ellos”, dijo un alto banquero de inversión de HSBC.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.