Los homicidios afectan hasta 0.5% del PIB: FMI

El impacto económico por la inseguridad comienza a disiparse hasta tres años después de un choque por crimen y violencia, advierten expertos.

México

De acuerdo con un documento de trabajo del Fondo Monetario Internacional (FMI), un aumento súbito de 0.2 por ciento en los homicidios en entidades del país provoca una caída de medio punto porcentual en su producto interno bruto, efecto que persiste por dos años, lo que representa una afectación al sistema económico de los estados.

La investigación, realizada por Concepción Verdugo, Peter Pedroni y Xingwei Hu para el FMI, en la cual analizaron datos de 1993 a 2012, reveló que el impacto económico por eventos en materia de inseguridad comienza a “disiparse” hasta tres años después de un choque por crimen y violencia, según distintas mediciones econométricas.

Sin embargo, en las zonas más afectadas por el crimen, la magnitud de la respuesta es mucho mayor al incrementarse los homicidios, y los investigadores aseguran que en estos casos el PIB cae 0.5 por ciento, pero el efecto no se disipa pronto, por lo cual la afectación a la economía se vuelve una constante.

“Asimismo, al menos una cuarta parte de las 32 entidades del país puede reducir su PIB per cápita hasta 1.6 por ciento anual por un periodo de cinco años, luego de un súbito incremento en la tasa de homicidios”, indica el estudio que se encuentra en fase preliminar.

De acuerdo con datos del Inegi, en estados como Guerrero, que ocupó la tasa de homicidios más alta en 2013, con 63 por cada 100 mil habitantes, se registró un crecimiento de apenas 0.48 por ciento en el mismo año.

A diferencia de ese estado, que registra un significativo nivel de violencia y bajo crecimiento económico, se encuentra Chihuahua, en el segundo nivel de homicidios, con 59 por cada 100 mil habitantes en 2013, pero en los primeros lugares de expansión económica, con un crecimiento de 5.44 por ciento.

Sin embargo, Sinaloa, con la tercera tasa de homicidios más alta, con 41 homicidios por cada 100 mil habitantes en 2013, registró un crecimiento de apenas 1.68 por ciento en ese mismo año.

La investigación en curso del FMI indicó que en México existen varios “matices” para medir el efecto del crimen y la violencia sobre la economía, ya que en una fracción de los estados que analizó aumentó la actividad económica en periodos de violencia, pero en gran parte de ellos sufrieron disminuciones en el aumento de su actividad económica, así como en inversión extranjera directa (IED).

En los datos recabados por el FMI observó una caída significativa en la IED en la cuarta parte de las entidades de México, después de cinco años de haberse experimentado un aumento súbito en la tasa de homicidios.

“Para esos estados, después de haber transcurrido cinco años del aumento en el crimen, la IED disminuyó entre 1 y 6 por ciento”, precisa el estudio.

La investigación también detalló que existe una relación cercana entre la percepción de seguridad de los ciudadanos y el desempeño económico que en primera instancia se observa con los flujos de IED.

“Hay una asociación positiva que implica que entre más grande sea la sensación de seguridad, es más probable que la acumulación per cápita de inversión sea menos negativa por un incremento en el crimen. De igual forma, ante una mayor sensación de inseguridad es más probable que un aumento en la criminalidad inducirá a una disminución acumulativa en la IED”, señala el documento.

“Sistemáticamente, cuando hay una percepción de mayor seguridad, el impacto de choque por el crimen tiene un efecto menos negativo en toda la actividad económica a nivel de estados, en particular en los flujos de IED”, agrega el texto.

Esto apunta a la importancia de la percepción del público y su confianza en la calidad de las instituciones que proveen seguridad pública. Los investigadores añaden que este estudio se realizó con datos previos a la “ambiciosa” agenda para reformar el sistema judicial en el país, que tienen la intención de mejorar el estado de derecho.

Una reforma judicial federal fue aprobada por el Congreso en 2008 y se espera que tome lugar en todos los estados para 2016, “por lo cual será interesante observar si los cambios continuarán a un mejoramiento de la seguridad y ayudan a mitigar el impacto del crimen en toda la actividad económica a escala estatal”.

El Banco de México, mediante su encuesta entre especialistas económicos del sector privado, ha advertido que la violencia es un factor que impide el crecimiento económico y aumenta la desconfianza de los empresarios para hacer negocios.

Al menos 23 por ciento de los especialistas encuestados por el Banxico opina que los problemas de inseguridad pública son el principal freno para la economía, seguido de otros enteramente económicos, como la caída en el precio del petróleo.

En la última reunión de la Junta de Gobierno del Banxico, uno de sus miembros apuntó que el escalamiento de los problemas sociales en el país influía en algunos aspectos del desempeño económico.

Los analistas consultados por el banco central disminuyeron de 2.66 por ciento a 2.60 su previsión del PIB para este año, mientras que la propia institución redujo de entre 2.5 y 3.5 por ciento a entre 2 y 3 por ciento su expectativa, y la Secretaría de Hacienda disminuyó de igual forma su intervalo de crecimiento un punto porcentual su pronóstico, a 3.2 y 2.2 por ciento para 2015.

Números de vértigo

Según el Inegi, en 2013 México registró una tasa de homicidios de 19 por cada 100 mil habitantes. Pese a la disminución en este sexenio, el nivel actual continúa alto respecto a los 6.2 homicidios por cada 100 mil, de acuerdo con la ONU.

El PIB de México creció 2.1 por ciento en 2014, luego de reducciones en la previsión de expansión económica, y que alcanzara un nivel de crecimiento inferior a 5 por ciento que, dice la IP, es necesario para una adecuada creación de empleo.

La Secretaría de Economía reportó 7 mil 573 millones de pesos en el primer trimestre del año por concepto de inversión extranjera directa, un aumento de 30 por ciento con respecto al mismo periodo de 2014.




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]