Estímulo a gasolinas cuesta 25 mil mdp a Hacienda

Esta cifra se encuentra fuera del presupuesto, sin embargo, no implica que no se alcancen los objetivos planteados en materia de consolidación fiscal, aseguró el secretarío de Hacienda.
El secretario de Hacienda, José Antonio Meade.
El secretario de Hacienda, José Antonio Meade. (Javier García)

Ciudad de México

Los estímulos a las gasolinas llevarán a que la recaudación del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) sea menor a la contemplada en la Ley de Ingresos de la Federación de este año y seguirá teniendo un costo; sin embargo, esto no comprometerá las metas de finanzas públicas, aseguró el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade.

TE RECOMENDAMOS: Conceden a Pemex nueva área en aguas profundas

"Calculamos que a la fecha el estímulo nos habrá costado más o menos 25 mil millones de pesos.  El fondeo de este estímulo se da, fundamentalmente, sobre la base de los ingresos excedentes. El estimulo fiscal a la fecha va a implicar, sí algunos esfuerzos, sí algunas economías, pero va a implicar sobretodo el compromiso de los excedentes que se hubiesen generado", indicó el secretario después un desayuno ofrecido para tener un acercamiento con medios de comunicación.

Abundó en que estas cifras no implican que no se alcancen los objetivos planteados en materia de consolidación fiscal y será un tema de permanente evaluación hacia el segundo semestre del año para las acciones que se tomen en 2018.

"El precio de la gasolina se ajusta solamente a lo que el impuesto se refiere, el estímulo impacta solamente al IEPS, por lo que hoy la gasolina refleja su costo, tanto de logística, como de transporte, como el propio valor de la gasolina y habremos de seguir encontrando el buen cuidado de las finanzas públicas, con el buen cuidado también de que las familias no enfrenten excesiva volatilidad", puntualizó.

Acciones previas de combate a robo de combustibles no funcionaban

En otros temas, el secretario de Hacienda reconoció que si bien las acciones para combatir el robo de combustibles no son nuevas, no estaban dando resultados, por lo que se tuvo que cambiar la estrategia, de modo que ahora fuera coordinada con distintas órdenes de gobierno involucradas y ésta seguirá hasta el último momento de la actual administración.

Detalló que el punto no era solamente controlar la oferta, sino también poner énfasis en la demanda, por lo que un mayor involucramiento de todas las autoridades, de mayor integridad, da mayores probabilidades de éxito.

"Es una estrategia que además se alimenta de la mejor práctica internacional, nosotros hemos buscado muchos ejemplos de países que tengan retos como el nuestro y hemos encontrado, en particular en Colombia, algunos elementos que nos aportan y dan apoyo a esta estrategia que estamos emprendiendo", agregó.

Explicó que la experiencia colombiana acredita que no se puede combatir el robo si la empresa (Pemex) no está al centro de la estrategia, pero también que debe haber acciones coordinadas.


GGA