Aumento de capital de Grupo Famsa baja riesgo financiero

El objetivo es utilizar los recursos financieros para reducir el nivel de deuda neta, así como realizar una inyección de capital para Banco Ahorro Famsa.

Monterrey

La inyección de capital por mil 500 millones de pesos realizada por Grupo Famsa a finales de 2014, vino a aligerar el riesgo financiero ante el efecto producido por la debilidad del peso que ha presentado desde finales del año pasado.

La inyección de capital adicional por parte de los accionistas para reducir el nivel de deuda total de la empresa registró que la calificadora HR ratificara la evaluación crediticia y retiró la observación negativa, colocándola en perspectiva negativa.

La agencia calificadora dijo que el aumento en el capital social de Grupo Famsa hasta por mil 500 millones de pesos es a través de una suscripción y pago de acciones por parte de los accionistas actuales de Grupo Famsa.

El grupo de control, quien ostenta el 65 por ciento de la tenencia accionaria de la empresa, suscribió el 100 por ciento de su derecho de preferencia. El objetivo es utilizar los recursos financieros para reducir el nivel de deuda neta, así como realizar una inyección de capital para Banco Ahorro Famsa y llevar a cabo el plan de expansión futuro de la empresa.

Al respecto, los analistas de HR opinaron que esto habla de la capacidad de la empresa de levantar recursos financieros en caso de un escenario de estrés.

De acuerdo con analistas de HR, en los últimos trimestres, la deuda total sin captación bancaria de corto plazo se ha reducido, representando 45.5 por ciento al tercer trimestre del año, pero sostuvieron que el riesgo de tipo de cambio sobre una parte de la deuda total sigue latente, dado que el 54.2 por ciento de la deuda total está en dólares, sin que cuenten con algún tipo de instrumento de cobertura, lo cual expone la operación de Grupo Famsa ante periodos de volatilidad en el tipo de cambio.

Analistas de la agencia calificadora señalaron que la caída en ventas comerciales durante los últimos doce meses cerrando en niveles de 14 mil 824.4 millones de pesos al tercer trimestre de 2014 contra los 14 mil 911.6 millones de pesos del mismo periodo de 2013, representando una caída de 0.6 por ciento debido a un menor ritmo de consumo en la economía.

Añadieron que lo anterior se ha combinado con una reducción en márgenes, por una menor proporción de préstamos personales y mayor proporción de ventas de contado.

Además de un elevado nivel de competencia dentro del sector de ventas minoristas.

“Analizando las ventas entre Famsa México y Famsa USA podemos observar que Famsa México presenta una caída durante los últimos doce meses de -1.0 por ciento contra 9.5 por ciento al tercer trimestre del 2013, mientras que Famsa USA ha presentado un crecimiento de 2.3 por ciento al tercer trimestre de 2014 contra el 1.9 por ciento al tercer trimestre de 2013”, señalaron los analistas de HR.

Para Famsa México, esto se atribuye a un entorno retador para el consumo que ha prevalecido durante los primeros nueve meses del año en el país.

Por otro lado, la operación de Famsa USA ha mostrado un mejor comportamiento que lo presentado en 2013 y 2012, como resultado de la implementación de múltiples esfuerzos comerciales y operativos enfocados a incrementar el tráfico de sus tiendas.