• Regístrate
Estás leyendo: Grove, pionero del chip, la PC y pilar de Silicon Valley
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 20:55 Hoy

Grove, pionero del chip, la PC y pilar de Silicon Valley

Sin la fama de los grandes íconos de la zona tecnológica, el ingeniero químico de origen húngaro transformó Intel en un gigante de
la computación.

Publicidad
Publicidad

Andy Grove, quien murió el lunes a los 79 años, no era uno de los nombres más famosos de la industria de la tecnología. Pero el ingeniero químico que transformó a Intel de un brillante proyecto científico en el primer gigante industrial de la era de la computación personal aseguró desde hace mucho tiempo un lugar venerado en la tradición de Silicon Valley.

Grove, quien se unió a Intel en 1968, ascendió para convertirse en director ejecutivo en el punto máximo del poder de la industria de la computación personal, de 1987-1998, y trabajó como presidente hasta 2004. Hizo tanto como muchos otros para darle forma al mundo de la informática que surgió durante el último medio siglo —y en el proceso para definir la cultura empresarial que tiene mucha influencia en el pensamiento de la administración moderna.

Sus idiosincrasias, inseguridades y pasiones personales se mezclaron en un poderoso brebaje. Incluyen una indiferencia icónica hacia las convenciones normales del negocio con una determinación para ganar a toda costa, una adicción implacable para la reinvención corporativa preventiva y los méritos de moverse rápido; un gusto para que de forma audaz apostar todo, y un ojo por el tipo de dominio de la industria que la nuevas tecnologías digitales hicieron posible.

“Muchos de los personajes en el Valle trabajaron para él, muchos de los (capitalistas de riesgo) trabajaron para él”, dice David Yoffie, un director de Intel de finales de la década de 1980 y profesor de la Escuela de Negocios de Harvard. “De cierta forma, su carrera fue la historia de Silicon Valley”.

Grove fue el clásico extraño que se topó con el mundo de la computación que surgió en la década de 1960. Nació el 2 de septiembre de 1936 como András Gróf en Hungría. Los batallones judíos de trabajo reclutaron a su padre durante la Segunda Guerra Mundial, mientras que él y su madre recorrían Hungría para evitar que los detuvieran y el destino que tuvieron muchos judíos húngaros que acorralaron y enviaron a Auschwitz .

Fue después de que la Unión Soviética reprimió brutalmente la revuelta húngara de 1956 que Grove huyó del país, escapó y se internó a pie en Austria y partir más tarde hacia su nueva vida en Estados Unidos. Nunca regresó. En su lugar, al llegar a Silicon Valley al principio de la década de 1960, entró de lleno al futuro que ayudó a inventar.

Grove fue uno de los grandes comunicadores de negocios, a pesar de su fuerte acento que se mantuvo con él y las limitaciones auditivas que tuvo desde muy joven. También tradujo su forma de pensar en algunos de los libros de administración más influyentes de finales del siglo 20. Uno —Solo sobreviven los paranoicos— se convirtió en un mantra no solo para Grove, sino para todo Silicon Valley, donde la amenaza que plantea la irrupción de una nueva startup engendró una ansiedad permanente.

Como escribió en las primeras líneas: “Mientras más éxito tienes, más gente quiere un pedazo de tu negocio, y después otro pedazo, y luego otro hasta que ya no queda nada”. Muchos gerentes pueden sentir esta verdad. Pocos tiene las agallas para hacer algo al respecto.

La paranoia no es solo para presumir. “En muchas, muchas reuniones me sentí con Andy mientras buscaba el peor resultado, y lo que podría salir mal”, dice Yoffie.

Fue esta negativa de descansar en sus laureles —y la capacidad para ver cómo las diferentes piezas del negocio caerían en su lugar— lo que le permitió a Grove tomar las acciones preventivas necesarias para colocar a Intel en la cima de la industria, agrega.

Tal vez lo más significativo fue la determinación de Grove para hacer que Intel fuera la única fuente de los nuevos microprocesadores para PC, en lugar de solo ser uno de varios proveedores, una medida que le dio a la empresa inexpugnables economías de escala y le ayudó a consolidar su liderazgo. IBM, en ese momento el mayor cliente y el creador de la PC, estaba contra de medida. Pero Grove se mantuvo firme y el rápido surgimiento de una nueva industria, liderada por Compaq Computer, ofreció un mercado listo. El poder de IBM en el mundo de la computación se quebró e Intel —junto con Microsoft— se convirtió en uno de los monopolios dominantes de la industria de la tecnología.

Grove mostró una determinación similar cuando, con el asedio de la competencia de Japón, decidió abandonar el mercado de los chips de memoria, la operación original de la compañía, para apostar todo al de los microprocesadores.

Si bien logró tomar correctamente las grandes decisiones estratégicas, También se conocía a Grove por su implacable atención al detalle y un estilo de administración despiadada y demandante. Los fundadores de Intel, Gordon Moore y Robert Noyce, lo contrataron como empleado, y fue su capacidad para lograr que se hicieran las cosas lo que lo volvió invaluable.

Después de terminar su posgrado de la Universidad de California, Berkeley, se empleó como científico de investigación de Fairchild Semiconductor, el fabricante original de chips de Silicon Valley. Pero llegó su momento como el genio de operación, al convertir a la industria artesanal de fabricación de chips en uno de los sectores de alta tecnología más exigentes.

Al igual que Steve Jobs en Apple, la furia de Grove se hizo famosa, y el trato a sus subordinados podía ser despiadado. Pero el temperamento nunca socavó su empuje. “Tenía talento para presionar a la gente más de lo que los habían presionado antes, y para lograr que la gente quisiera complacerlo”, dice Yoffie. “Era un hombre muy difícil de complacer”.

36

Años que trabajó Andy Grove en Intel, donde ingresó como empleado en 1968 y fungió como director hasta 2004; llegó a EU en 1957 tras huir de Hungría

5

Libros que publicó Andy Grove en solitario y dos más en coautoría con Robert Burgelman; destaca Solo sobreviven los paranoicos



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.