Gobierno analiza usar bono de gastos catastróficos por sismo

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, informó que se evalúa si las zonas afectadas por el terremoto de ayer están cubiertas por el Fondo de Protección de 150 millones de dólares. 
Meade indicó que se evalúa si las zonas y los daños están incluidas en el fondo.
Meade indicó que se evalúa si las zonas y los daños están incluidas en el fondo. (Javier Ríos)

Ciudad de México

El gobierno federal analiza utilizar el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos que asciende a 150 millones de dólares para reparar los daños ocasionados por el sismo de 8.2 grados que sacudió a la Ciudad de México, Chiapas y Oaxaca la noche de ayer, informó el secretario de Hacienda  y Crédito Público, José Antonio Meade.

Durante la entrega del Paquete Económico 2018 en la Cámara de Diputados, el funcionario detalló que se evalúa si las zonas y los daños están en la cobertura del fondo.

TE RECOMENDAMOS: Tras terremoto, mandatarios y políticos dan apoyo a México

“Efectivamente se emitió el bono catastrófico por ese monto global, que cubría tres tipos de riesgo, cubría el riesgo de huracanes, sismos y me parece que inundaciones", dijo.

"Están cubiertos diferentes polígonos con distintas magnitudes y lo que se está evaluando ahorita es si dado el epicentro se ubica en el polígono cubierto, en caso de que se ubique en el polígono que está cubierto y en función del daño que se actualice la cobertura es de más o menos 150 millones de dólares, pero depende de la magnitud precisa y de la ubicación”, indicó.

TE RECOMENDAMOS: México se protege con 360 mdd en caso de catástrofes naturales

De lo que no estamos ciertos todavía es de si el polígono especifico en donde se localiza el epicentro del sismo está o no cubierta en el bono catastrófico, en cualquier caso además del bono está el FONDEN  y por lo  tanto la capacidad para hacer frente a la contingencia”, explicó Meade.  

El pasado 4 de agosto, la secretaría de Hacienda, anunció la renovación de la cobertura financiera emitida por el Banco Mundial por 360 millones de dólares con una vigencia de tres años que tienen como objetivo fortalecer y potenciar los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (FONDEN).

Esta cobertura permite atender situaciones de emergencia y reconstrucción de infraestructura pública federal, estatal y municipal, así como vivienda en situación de pobreza, causada por los efectos de sismos y huracanes de alta intensidad que pudieran afectar el territorio mexicano.

De los 360 millones de dólares, 150 millones son para sismos, así como 100 y 110 millones para huracanes que impacten las costas del Océano Atlántico y Pacífico, respectivamente.

Al igual que en los mecanismos anteriores, el pago de indemnizaciones del bono catastrófico al fideicomiso FONDEN se activará con base en parámetros de intensidad, por lo que no se requiere la valuación de daños para la activación del pago.

El bono cubre huracanes (a partir de intensidad Categoría 4 en la escala Saffir-Simpson) o terremotos (a partir de magnitudes de 7.8 en la escala de Richter). En la renovación de este Bono se incorporaron innovaciones que permitirán la activación de pagos a favor de México de forma parcial, o total, según la intensidad de los siniestros.  Asimismo, el Bono cubrirá todas las costas del país en caso de huracanes, así como todas las regiones sísmicas relevantes del territorio nacional.


FLC