• Regístrate
Estás leyendo: Germina plan de derechos humanos para las empresas
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 00:00 Hoy

Germina plan de derechos humanos para las empresas

México espera poner en marcha un plan nacional de empresas y derechos humanos que coordinará Gobernación; la transformación en la materia se dará en cinco o 10 años, estima BR&RH Abogados.

Publicidad
Publicidad

México espera poner en marcha un plan nacional de empresas y derechos humanos que coordinará la Secretaría de Gobernación; aunque existe un tema regulatorio para que corporativos de diversas industrias puedan operar, habrá una transformación con perspectiva en esta materia el próximo lustro o década, indicó Adalberto Méndez, socio consultor de BR&RH Abogados.

En entrevista, Méndez detalló que si bien es un tema emergente, hablar de derechos humanos y empresas aborda tres rubros principales: ver a los corporativos como sujetos de protección, la obligación que tienen de respetar los derechos humanos y verlos como aliados estratégicos para promover la defensa de esos derechos.

“Un país que le apueste a una política pública que dé certeza en derechos humanos es una nación segura para la inversión; una empresa que invierte dinero en proyectos con perspectiva de derechos humanos tiene la venta segura de su producto, con su entorno, y ganará reputación”, dijo.

De acuerdo con el especialista, un grupo de trabajo de la Organización de Naciones Unidas (ONU) determinó que en los últimos siete años se han realizado alrededor de 330 acciones contra los defensores de los derechos humanos en México, perpetradas por corporaciones nacionales y multinacionales.

“En junio de este año se aprobó el informe de la visita del grupo de trabajo de empresas y derechos humanos por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, lo cual generará que en 2019 un tema importante a considerar en la evaluación de México en la materia sea justamente el tema de empresas y derechos humanos”, consideró.

En 2011 la ONU publicó los principios rectores sobre las empresas y los derechos humanos, una práctica que invita a proteger, respetar y remediar — en caso de haber faltado a esos derechos—, y que el Consejo de Derechos Humanos hizo suyos en una resolución.

En relación con la obligación que tienen los corporativos, parte de dos puntos: hacia afuera —ad extra—, en el que se debe analizar el impacto social que tienen las operaciones de las compañías pequeñas, medianas y grandes con el medio ambiente y la comunidad.

En tanto, hacia adentro —ad intra— se refiere al trato a empleados, por lo que no se debe confundir con los derechos laborales, pues estos últimos parten del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966.

“Lo que busca un poco esta nueva perspectiva de los derechos humanos es generar garantías de que en la cadena de producción, en ningún momento se emplee bajo condiciones de esclavitud o de servidumbre a ninguna persona en el mundo”, manifestó.

Detalló que el proceso en la construcción de este proyecto vivió hace unos días su primer revés, cuando el grupo que conformaba la sociedad civil rompió de manera pública su participación al no estar de acuerdo con la conducción de dicho plan.

“Vamos lento, creo que necesita activarse cuanto antes en la materia, creo que el plan necesita reorientarse, no pueden dejar atrás a la sociedad civil, debe necesariamente estar en este diálogo (…) El peor error es utilizar este plan con fines electorales para 2018”, finalizó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.