• Regístrate
Estás leyendo: GEO y VW, entre las empresas más favorecidas por el SAT
Comparte esta noticia

GEO y VW, entre las empresas más favorecidas por el SAT

Diez personas, quienes representan 2 por ciento de todos los contribuyentes beneficiados, acumularon 32 por ciento del pago de impuestos condonados por el Servicio de Administración Tributaria.

Publicidad
Publicidad

Cinco empresas de la constructora GEO, junto con Volkswagen de México, el Instituto Politécnico Nacional, Simec Internacional, Industrias CH y Arnecom, son las personas morales a las que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) condonó más deudas fiscales en el último año, de acuerdo con una investigación de la organización Fundar.

Según el documento "Privilegios fiscales. Beneficios inexplicables para unos cuantos", presentado ayer, tan solo la deuda perdonada a estas diez empresas, que suma 3 mil 616 millones 809 mil 155 pesos, representa 85 por ciento del total de la condonación fiscal de ese periodo.

GEO incluye a Corporación GEO, GEO Hogares Ideales, GEO Baja California, GEO Jalisco y GEO Noreste.

Respecto a personas físicas beneficiadas con la condonación, destaca que diez personas (que representan 2 por ciento de todos los contribuyentes beneficiados) acumularon 32 por ciento de la deuda condonada al perdonárseles un total de 10 millones 254 mil 567 pesos.

Se trata de José Joaquín Vega Fernández, de Jalisco y con actividad registrada como "otros ingresos"; Araceli Leónidas Vega Fernández, de Sinaloa; Nohemí Núñez Carrasco, Javier Cantú Barragán, Joaquín Hernando Vega Fernández, Julio César Álvarez Montelongo, Francisco Cantón Hernández, Sergio Zermeño Ochoa, Jorge Alejandro Fernández Barragán y Martín Gilberto Elías González Bojórquez.

El documento también señala que los programas de condonación han permitido beneficios extraordinarios al menos a 15 empresas, a las que en 2013 les condonaron sus adeudos al inscribirse al programa Ponte al Corriente, pero que en 2007 también se habían registrado en un plan similar, lo que les permitió dejar de pagar un total de 46 mil millones de pesos de impuestos durante esos siete años.

Sin embargo, amparado en el secreto fiscal, el SAT no da el nombre de esos contribuyentes.

A diferencia de las condonaciones, que implican un perdón total de la deuda, en las cancelaciones, la deuda puede reactivarse si la situación del deudor mejora.

En ese sentido, por cancelaciones, las diez empresas más beneficiadas entre 2015 y 2016 fueron Hilados y Maquinados de Aztek, Comercializadora y Asesoría Planet, Textiles y Acabados Nafta, Comercializadora Almirantes, Agropecuaria Del Valle de San Martín, Zitkala (dedicada al comercio al mayoreo), Soluciones Farmacéuticas, Comercializadora Blafor, Grupo Textil Pedrero y Silver Ring (también dedicada al comercio al mayoreo).

A todas estas compañías, el SAT canceló una deuda total de 11 mil 788 millones 926 mil pesos, lo que significó que a 0.18 por ciento de los contribuyentes beneficiados se les perdonó el equivalente a 25 por ciento del total de la deuda, a través de la figura de la cancelación.

Al presentar el estudio, Ricardo Fuentes, investigador de la organización Oxfam Internacional, destacó que la tendencia que revela el documento es que hay una gran concentración de condonación de impuestos en solo 10 por ciento de contribuyentes morosos.

Para él, eso refleja que "se ha encontrado otra forma de hacerse millonario: no pagando impuestos". No es ilegal, pero merecemos una explicación", señaló.

A su vez, Javier Garduño, investigador de Fundar, dijo que ante la evidencia del trabajo, los retos a resolver en la materia son una política de cancelaciones y condonaciones de créditos fiscales más transparentes, mayor rendición de cuentas en relación a los esfuerzos por recuperar los créditos fiscales y establecer una agenda legislativa que permita atacar lo privilegios fiscales injustificados.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.